La empresa vinícola obtiene un 5,5 de nota por los indicadores de la Zona Premium. Los indicadores verdes superan a los rojos.

La cotización de Bodegas Riojanas se encuentra en una fase de consolidación, después de dibujar desde mayo de este año una directriz alcista con máximos crecientes. La tendencia para largo plazo aparece como bajista, aunque para el medio plazo los datos señalan una senda alcista.



La empresa se encuentra en momento total positivo, tanto lento como rápido. Su volumen es decreciente a medio plazo, aunque para largo plazo aparece como creciente. Lo contrario ocurre con la volatilidad. Aparece como decreciente para medio, pero creciente para largo plazo.

Su último cierre lo registró ayer en 4,42. A estas horas, en el Ibex 35, presenta una subid del 0,23%.