El CEO de Pimco, la mayor gestora de renta fija del mundo, sigue empeñado en convercer a los inversores de que hay esperanza en los bonos para este año.
Bill Gross ha vuelto a escribir en la web de la firma que dirige. Lo ha hecho, como viene siendo habitual en los últimos meses, en un intento por tranquilizar a unos fondistas que en 2013 decidieron abandonar su barco.

Pimco sufrió salidas de casi 40.000 millones de dólares sólo hasta noviembre. Esto significó más de la mitad de lo que había perdido en conjunto la industria de los fondos de renta fija. (ver Bill Gross y Pimco las víctimas de Bernanke)

El mismo explica que entiende a los inversores. Gross afirma en su artículo que “cuando tu rentabilidad anual muestra un signo negativo, los clientes comienzan a preguntarse por qué tienen que pagarte para perder dinero.”

Eso sí, añade que “ aunque tienen razón en algún punto podría decirse que en algún caso podrían estar pecando de una visión corta de miras”, apunta el directivo de Pimco. (Acceder al artículo)

En su artículo de hoy Gross asegura que hay varias razones para apostar por la renta fija en 2014.

En un principio, afirma que es una buena idea tener bonos de madurez corta cuando los tipos están a punto de subir y relaciona el comportamiento de la renta fija con la figura de un balancín infantil para explicarlo. Asegura que los bonos de madurez entre 1y 5 años podrían generar más alpha a los gestores.

También apunta que en la inversión en bonos hay que tener en cuenta más cosas además de la rentabilidad. Y dice que hay aspectos que pueden generar un carry inherente a la renta fija, como puede ser la volatilidad, por ejemplo.

Así, en 2014 Pimco va a dejar de prestar atención a los bonos de duración de 10 a 15 años, ya que son los que van a resultar más afectados por el tapering.

Sin embargo apunta que los bonos de duración de 1 a 5 años estarán más relacionados con la evolución de tipos de interés.

En este sentido, no cree que la FED vaya a elevar tipos antes de 2016, básicamente por la evolución de la inflación en EE.UU.

Por eso cree que la mayor parte de los periodistas y los expertos están pasando por alto la evolución de los precios en este país, al contrario de lo que ocurre con la publicación del desempleo.

Bill Gross aconseja a los inversores tener en su cartera en 2014 bonos 1-5 años, “ junto con el crédito, volatilidad, curva rolldown, y una masa de divisas”. Y a pesar de eso afirma que “no estoy diciendo que tenemos un mercado alcista en el mercado de la renta fija”. Gross añade que “si la inflación PCE se mantiene por debajo del 2,0% y las expectativas inflacionarias no se elevan sensiblemente por encima del 2,5%, una rentabilidad total de 3-4% para 2014 es realista”.