El Ibex 35 cierra siendo el mercado más bajista de toda Europa con una caída de 1,42% hasta los 10.336 puntos. Iberdrola y su desplome del 3,44% son los principales culpables del desplome en una jornada de ventas generalizadas y que encabeza a esta hora el índice tecnológico estadounidense Nasdaq.

"Ya tenemos aquí el papelón diario", aseguraba el equipo de José Luis Cárpatos, analista independiente y colaborador de Estrategias de inversión. "Y esta vez no ha sido ninguna mano fuerte vendiendo futuros del Eurostoxx, están vendiendo Nasdaq aprovechando la subida de ayer, y el Nasdaq nos está arrastrando a todos".

El desplome del índice tecnológico destaca por encima del resto de las plazas y es que el Nasdaq se deja a esta hora un 1,4% que le arrastra hasta los 4.120 puntos a la hora del cierre en Europa. Nada que ver con las caídas moderadas del S&P 500 (-0,6%) o del Dow Jones de industriales (-0,35%). 

La victoria de los osos no es una novedad en tierras europeas. "En esta última semana los alcistas han sufrido un pequeño revés que ha sido aprovechado por el sentimiento bajista, que logra recuperarse con fuerza", reconocen los expertos de la Zona Premium de Estrategias de inversión.

De este modo, en Europa pintan bastos en una sesión que ha dado con fuerza en la periferia. La bolsa española y la italiana han resultado ser las más afectadas por las ventas, mientras que París, con medio punto porcentual a la baja, y Fráncfort, donde el Dax Xetra retrocedió un 0,4% soportando con creces el nivel de los 9.460 puntos, no han sufrido el azote de los bajistas. 


Ibex 35
En España está claro el peso que ha ejercido a  lo largo de toda la sesión la situación de Iberdrola. Era de esperar dado que la entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri cumple órdenes de la Comisión Europea a la hora de comenzar a deshacerse de sus inversiones. Bankia ha obtenido una plusvalía de 266 millones de euros por la venta del 4,94% de Iberdrola, participación que ostentaba. A pesar de ello los bajistas se han hecho con la eléctrica que cierra siendo el farolillo rojo de la sesión, con un desplome del 3,44% que le hace perder no sólo la cota de los 5 euros, sino que arrastra al título hasta los 4,83 euros por acción, zona por la que se cruza la media de 40 sesiones. 

Así, el Ibex 35 cierra finalmente en su mínimo de la sesión prácticamente y alejando la idea de que una remontada hacia el 11.000 es posible.Cierra siendo la plaza más bajista de Europa con una caída del 1,42 % hasta los 10.336  puntos

A la fiesta de ventas se ha sumado también BBVA, con una importante caída del 2,22% que le lleva  a perder los 9 euros por acción y, de hecho, cierra en 8,9 euros. No es el único título dado que Red Eléctrica se deja por el camino un 3,18% y Gamesa, otro 2,53% a la baja. 

Todos los grandes se dejan llevar por la espiral bajista, aunque es cierto que se esfuerza -bien los inversores, bien el cuidador de mercado- por respetar niveles importantes. De este modo, Telefónica recorta un 1,02%, aún por encima de los 11,60 euros por acción; el Banco Santander se deja otro 1.33%, por encima de 7 euros; mientras que Repsol pierde otro 1,08%, rozando el nivel de 18,7 euros por título. 

En verde se salvan tres valores como son Mediaset, el más alcista con unas ganancias del 1,73%, hasta los 8,4 euros por acción. Jazztel que se escuda en una revalorización diaria del punto porcentual hasta los 10,81 euros y algo más tímidas cierran sobre plano la aseguradora Mapfre y ArcelorMittal.


Mercado de deuda
Ligero repunte de la prima de riesgo española hasta el nivel de los 164 puntos básicos, al igual que el riesgo país italiano sube hasta los 163 puntos básicos. 

El bono español a diez años, por su parte, se coloca en una rentabilidad exigida del  3,164%, ligeramente por debajo de la sesión del miércoles tras la exitosa subasta del Tesoro. Logró cerrar con éxito una emisión de deuda más, tras colocar 4.560 millones en letras a 6 y 12 meses. El interés ofrecido a los acreedores ha subido ligeramente con respecto a la anterior subasta de este papel, aunque la demanda también ha sido mayor.

En concreto, el organismo ha emitido 1.220 millones en letras a 6 meses. La demanda de este papel ha superado en 3,9 veces lo captado (3,8 veces en la anterior ocasión). El tipo medio de este papel ha subido muy ligeramente con respecto a la subasta de marzo, pasando del 0,366% del mes pasado al 0,369% de hoy.