Los resultados del cuarto trimestre del 2016 han superado tanto nuestras estimaciones como las de consenso ampliamente a lo largo de las principales líneas de la cuenta de resultados excepto en beneficio neto afectado por mayores impuestos. El margen de intereses se ha situado un 5% por encima de lo esperado por nosotros y en margen bruto un +8%, mientras que frente al consenso ha sido del +6% y +7% respectivamente.
 
La mejora de la rentabilidad del crédito, una cesión adicional del coste del pasivo y el buen comportamiento de los volúmenes, con un crédito creciendo +6% i.a 2016 en términos homogéneos, explica el avance del margen de intereses.

El ROE, sin el efecto de Portugal se sitúa cerca del 11% en el conjunto del año, lo que vuelve a confirmar la elevada rentabilidad de una actividad basada en un buen mix de negocio entre la aportación del negocio bancario y el asegurador. Este nivel de rentabilidad, el más alto entre los bancos cotizados del Ibex, vienen a justificar que el valor cotice a múltiplos exigentes.

En la conferencia de resultados estaremos pendientes de lo que puedan decir de la evolución del capital, después del consumo del 4T16, que ha llevado al CET 1 "fully loaded" al 11,2% y en términos "phase in" al 11,77% mismo nivel que en 2015.