Con un beneficio de 186 millones de euros a cierre del primer trimestre del año, un 38,5% superior, Bankia mantiene su plan estratégico de cara a 2015 en el que queda englobada asimismo una retribución al accionista aún por determinar. La segunda colocación de parte del 60,8% de participación del Estado en Bankia se producirá a partir del mes de junio. 

Bankia sigue para adelante en la consecución de objetivos propuestos dentro de su Plan Estratégico 2012-2015 gracias a unos resultados que conceden un beneficio después de impuestos un 38,5% superiores al mismo periodo del año anterior, hasta alcanzar los 186 millones de euros.

Pero, ¿qué afecta más directamente al accionista?


Dividendo
El director general de Presidencia de Bankia, José Sevilla, ha reconocido que, por el momento, “no hay ninguna decisión tomada” en lo que respecta a la retribución al accionista. “Esperaremos al año 2015 y entonces será el momento adecuado para determinar un pay-out”, ha declarado en la presentación de las cuentas trimestrales de la entidad en la sede central de Bankia en Madrid.

Recordamos que el rescate financiero prohibió a Bankia conceder dividendo con cargo a los ejercicios 2012 y 2013 y, en principio, el próximo ejercicio podría aprobarse el pago al accionista con cargo al año actual.

Las casas de análisis ya comenzaron a comienzos de 2014 a especular con la posibilidad de que Bankia pague un dividendo a sus accionistas. Los expertos de Citigroup ven factible esta posibilidad con el pago de entre 2 y 3 céntimos por acción para los tres próximos años. Desde N+1 y el departamento de Análisis del Banco Santander cifraban el pay-out en un 25% aproximadamente.


La venta parcial de BFA
Paulatinamente el Estado continúa con su proceso de desinversión en el Grupo BFA-Bankia y el próximo paso podría darse antes del verano. “Existe un periodo de tres meses entre una colocación a la siguiente por parte de BFA y esto será a finales de mayo o principios de junio. Será el FROB quien decida las posibilidades de recolocar su participación”, ha afirmado Sevilla.

La salida del Estado nuevamente podría provocar movimientos en la cotización de Bankia , a pesar de que mantiene una tendencia alcista sólida que le lleva a recuperar un 24% en el año.

El 28 de febrero de este año se produjo la primera colocación por parte del FRB por el 7,5% de su participación por valor de 136 millones de euros a un precio de 1,51 euros por acción.


Fondos de inversión
Según han declarado sus responsables durante la presentación de resultados, Bankia cuenta con una cuota de mercado del 4,92%, a pesar de haber crecido “50 puntos básicos en el último año”, tal y como ha reconocido Leopoldo Alvear, director financiero de la entidad, que asegura sentirse cómodo con el ratio actual, pese a que les gustaría “estar en una tasa del 8/9% a medio plazo” en el universo de fondos de inversión.

Dentro de la gama de carteras que ofrece la entidad, sus máximos directivos reconocen que la tendencia de fondos garantizados quedó atrás el año pasado y este ejercicio se observa un mayor interés “por la renta variable”, como reconoce Sevilla.

Asimismo, Sevilla ha dicho no ser “partidario” de “productos estructurados”, tipo participaciones preferentes, si no de “comercializar activos que pueda entender los clientes”.


Desinversiones

Desde que arrancara 2014, Bankia ha llevado a cabo más de cincuenta desinversiones de participadas, siendo la última de ellas la venta del 16,51% que poseía de Deoleo por valor de 72,4 millones de euros.

En total se han generado 5.208 millones de euros de liquidez a raíz de estas operaciones, una cantidad en la que no está incluida esta última operación. Preguntado por su salida también de Realia, José Sevilla ha reconocido que a finales de este año “el plan de desinversiones estará, en lo esencial, culminado”. Bankia cuenta con una participación del 24,9% en Realia, por valor de 89 millones de euros.