El grupo BFA-Bankia cerró el primer trimestre con un beneficio después de impuestos de 250 millones, lo que supone un aumento del 17,4% con respecto al mismo periodo del año anterior


En concreto, Bankia obtuvo un beneficio después de impuestos de 186 millones de euros hasta marzo, un 38,5% más sobre el resultado proforma del mismo periodo de 2013. Este resultado supera en un 157,1% al beneficio contable del primer trimestre del ejercicio precedente, que incluye el préstamo subordinado otorgado por Banco Financiero y de Ahorros (BFA) a Bankia.

La diferencia entre la cuenta de resultados de BFA y de Bankia se debe principalmente a los dividendos que las participadas de BFA aportan a la matriz.

El margen de intereses de Bankia se situó en 698 millones de euros hasta marzo, un 16,1% más respecto al margen de intereses proforma de igual periodo de 2013. Bankia acumula cuatro trimestres continuados de mejora de los ingresos financieros.

La morosidad se redujo del 14,65% al 14,31%, mientras que el ratio de cobertura de los activos de dudoso cobro alcanzó el 57,42% a marzo de este año.

Nuria Álvarez, analista de Renta 4, comenta que "los resultados han quedado por debajo de las estimaciones en margen bruto y beneficio neto. La evolución de fondo de los ingresos básicos es creciente mientras que por primera vez desciende la tasa de morosidad. A pesar de estos factores positivos junto con la mejora de los ratios de capital podríamos ver a corto plazo cierta presión en la cotización al no haber superado las previsiones de consenso".