Apostaría por los valores con PER en torno a 12 en lugar de los que se ubican más arriba, en los 17-18, así como recoger beneficios de las últimas sesiones. Más concretamente, entraría en Banesto o Santander; en ACS y FCC dentro del sector constructor, y con mucha cautela, a sabiendas de que son valores baratos por cuestiones internas, en Telefónica, condicionado por la regulación europea, y Ferrovial por el caso de BAA.
Destacable, más que de la jornada en que entramos de la semana pasada, es el tirón del sector eléctrico, principalmente el viernes. Y esto lo ha situado a unos precios muy altos desde el punto de vista fundamental, sobre todo en el caso de Unión Fenosa e Iberdrola. Por ello, es el momento de deshacer posiciones, sobre todo si tenemos en cuenta que los índices están cerca de los máximos de mayo y hay que vigilar todos los movimientos del secundario, sobre todo en el caso del S&P que puede romper e intentar atacar los máximos de 2.000. En definitiva, hay muchos aspectos que vigilar en el panorama actual.