Hay sectores que no se han sumado a la fiesta de las fusiones y adquicisiones a la que hemos asistido en los últimos meses y que cuentan con multiplicadores razonables para jugar. El sector financiero cuenta con compañías que podrían dar auténticas revalorizaciones como Banco Pastor que podría ser 'presa' de algún movimiento positivo.
Llevamos una racha bastante interesante y en general el aspecto corporativo sigue siendo un motor que mantiene a las bolsas al alza y con un aspecto muy positivo. Los tipos de interés se mantienen bajos y unos niveles moderados de apalancamiento en las compañías empuja a que el crecimiento no orgánico (compras) de las mismas sea una de las cuestiones que dirige al mercado. Además es interesante ver que las primas que se pagan no son exageradas, alrededor del 15-20% y junto a una macro que tampoco emite signos preocupantes forman un conjunto benigno para poder decir que la bolsa sigue siendo el activo que mejor paga su riesgo.