Los precios bajaron durante el primer mes de 2007, según datos publicados por el INE. El IPC, que estrenaba nueva composición de su cesta con base a 2006, se situaba un 0,7% por debajo del anterior del mes de diciembre. Entre los productos que más han acusado la desaceleración en sus precios destacan algunos alimentos, las prendas de vestir y el calzado. El sector del textil, cuya tasa mensual disminuyó un 11,7%, lo hace motivado sobre todo por las rebajas del mes de enero. El aceite, con una caída en su precio del 8,2%, junto con la carne de ovino y la carne de ave, con un -3,3% y un -1,2% respectivamente, son los alimentos que más se han abaratado durante el mes de enero. Entre las subidas, destaca la de la partida de tabaco y bebidas alcohólicas, impulsada principalmente por la subida de precio del primero al inicio del año. Otras de las subidas con las que comenzó el 2007, la del gas, la luz y el agua también se han visto reflejadas en la partida de vivienda, que se incrementa un 1,2% El Indicador de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) se situó en enero en el 2,4% de la tasa anual, es decir, lo que supone tres décimas menos. Por otro lado, la inflación subyacente, aquella que descuenta los precios de los alimentos no elaborados y los productos energéticos, aumentó en su tasa interanual dos décimas, hasta el 2,7%, y situarse tres décimas por encima del índice general.