La apertura de Wall Street se ha visto marcada por la indefinición. Unos índices que han cotizado “muy planos en una sesión marcada por los datos macro y con pocas referencias empresariales”. Aluvión de referencias macroeconómicas “como los gastos e ingresos que han sido positivos o las peticiones de subsidio por desempleo que, aunque lejos de las previsiones anuales, nos dan una aproximación de cómo va evolucionando la economía”.

A un día de la celebración del día de Acción de Gracias, las minoristas están pendientes del famoso Black Friday que da el pistoletazo de salida a la etapa de compras. Unas fechas que “dejan bastante poco volumen y que nos hacen ser cautos”. Este experto considera que “aunque a medio-largo plazo las rentabilidades son atractivas, en el corto plazo tendríamos que hacer una selección muy exhaustiva de estas compañías, mirando datos que nos dé una aproximación de cómo reacciona este sector”.

En el ámbito de las divisas – en el Euro-dólar- Otero recuerda que “en las últimas sesiones hemos escuchado declaraciones del gobierno americano sobre la intensa vigilancia que están llevando sobre el dólar para que no se siga depreciando”. Una tendencia que depende del movimiento de las materias primas – oro y crudo- que “siguen marcando máximo tras máximo”, lo que no ayuda al deseado fortalecimiento del billete verde.

En Renta 4 mirarían hacia sectores más defensivos como el farmacéutico y una compañía como Cephalon. Sufrió caídas bastante importantes “colocándose en soportes significativos y pensamos que ha descartado todo lo malo y sólo quedan catalizadores positivos para esta compañía”.