Como todos los años el día 7 de enero comenzaron las rebajas de invierno. Fecha que coincide con la famosa cuesta de enero. A pesar de que acaban de pasar las Navidades, donde se ha quedado más del sueldo del mes, llega el periodo de rebajas donde es difícil resistirse a no comprar.
Cada español se ha gastado una media de 833 euros en las fiestas navideñas, importe que supera en un 4% al del pasado año, según un estudio de la Federación de Usuarios y Consumidores Independientes (FUCI). El gasto por persona en periodo de rebajas asciende a 120 euros, según los datos de la Asociación Empresarial de Comercio Textil y Complementos (ACOTEX). Es decir, que entre el gasto navideño y el que se hace después en las rebajas, un español se suele gastar una media de más de 1.000 euros, lo que hace que a comienzos de año haya que cerrarse los bolsillos para terminar bien el mes de enero. Es importante tener en cuenta una serie de consejos para aprovechar bien las rebajas: - Comprar racionalmente: para evitar las compras compulsivas, se puede preparar una lista con las cosas que realmente se necesitan y ceñirse a ella. - Rebajas no es igual a saldos o productos defectuosos. Los productos rebajados han tenido que estar a la venta anteriormente, durante un mes como mínimo, por lo que tienen que tener la misma calidad. No se pueden sacar a la venta artículos hechos exclusivamente para rebajas. - En la etiqueta deben indicarnos el precio normal y el rebajado, en caso contrario puede ser motivo de denuncia. - El establecimiento también debe indicar el inicio y final del periodo de rebajas. No debe confundirlo con las liquidaciones, donde el comerciante liquida sus existencias y debe indicar ese carácter excepcional. - Guarde los recibos, tiene el mismo derecho de devolver el artículo antes y durante las rebajas. Outlet Hay otro tipo ‘rebajas’ de las cuales se puede disfrutar todo el año, son los llamados Outlet. Consiste en vender genero procedente de stocks de fabricantes o distribuidores, restos de colecciones y muestrarios con grandes descuentos. Todo ello en superficies alejadas de la zona de venta habitual de estos productos. No son productos tarados ni de mala calidad, como se puede pensar, sino que son productos de temporadas pasadas que el fabricante liquida, de ahí los grandes descuentos que ofrecen. Por poner un ejemplo, una chaqueta negra de vestir de Pedro del Hierro, costaba 270 euros, pero al ser de temporadas pasadas y contar sólo con tallas pequeñas, ofrece un descuento de un 78%, es decir, esta rebajada hasta los 60 euros, ¡Esto si que es un autentico chollo! Los ‘chollos’ La estrella de este año son los abrigos, debido a las altas temperaturas podemos encontrar una gran variedad, con descuentos que oscilan entre el 10 y el 50%. Ocurre lo mismo con el material de esquí con descuentes de hasta un 40%. Pero las rebajas no son tan chollo como las pintan… donde verdaderamente nos podemos aprovechar de descuentos es prendas de grandes marcas o en firmas, por ejemplo, en Loewe podemos ahorrarnos 600 euros comprando a mitad de precio una americana de 1.200 euros, o en Adolfo Domínguez se puede ahorrar 60 euros comprando un chaqueta de 130 euros. En algunos comercios los descuentos no son tan chollo, simplemente pretenden dar salida a lo que ha sobrado de la temporada, podemos ahorrarnos, alrededor de 5 euros en la mayoría de las prendas que antes de ponerse en rebajas tampoco estaban caras. Por ejemplo en un jersey que costaba antes de rebajas 25 euros, se rebaja a 21,25 euros (15%), nos ahorramos sólo 3,75 euros. Esto ocurre en comercios como Zara, H&M, Mango…