Dibujado el escenario y teniendo en cuenta que nuestra bolsa está sobrecomprada más por movimientos corporativos que por alzas reales en los beneficios, sobre todo los sectores de utilities y financiero, la apuesta clara es mirar hacia Europa, concretamente hacia los sectores de telecomunicaciones, energía y financiero.
Semana de máximos tras las alzas del viernes impulsadas por el sector financiero. Permaneceremos tranquilos en función de los movimientos corporativos y los datos macro, puesto que se darán a conocer los de la balanza comercial y presupuestaria estadounidense así como los de ventas minoristas de este mismo país. Además, comenzarán a ver la luz los resultados del tercer trimestre, sobre todo en la próxima semana, así como las expectativas para el último, que se esperan bastante positivas. Comenzará la carrera mañana Banesto.