Los valores de mayor capitalización son los que menos suben, siendo los sectores de la construcción y financiero los más expuestos a los vaivenes. Por ello apostamos por valores con modelos de negocio menos sujetos a los ciclos económicos y las oscilaciones de tipos como pueden ser Inditex, Telefónica, Endesa o Adolfo Domínguez.
La FED es el elemento clave de la inestabilidad de los mercados, y el cierre de Nueva York tampoco ayuda. Ahora la duda es si estábamos ante un rebote o bien ante recuperación sostenida. Nosotros nos inclinamos hacia la primera opción, y no nos extrañaría que volviésemos a tocar los mínimos de las últimas jornadas.