El mercado ha sido implacable con Alibaba, que acaba de abrir la puerta de la cueva de sus secretos financieros para dejar al descubierto que las ventas en Navidades no han sido tan espectaculares como esperaban los expertos. Las acciones de la compañía caen más de un 9%.
En concreto, el valor de los artículos vendidos por el gigante del comercio electrónico chino en este periodo subieron un 49% lo que permitió que los ingresos de la compañía subieran un 40%% en el pasado trimestre, hasta 4.200 millones de dólares. ¿Qué hay de malo en esto? Nada, simplemente que esa cifra se ha quedado corta en 200 millones con respecto a las previsiones del consenso.

Con todo, el beneficio de la empresa sin tener en cuenta extraordinarios subió hasta 81 centavos por acción en ese mismo periodo, muy por encima de los 75 centavos con los que contaba la media de los analistas.

En concreto, el beneficio neto cayó un 28% en este periodo hasta 964 millones de dólares debido a gastos extraordinarios ligados a compensaciones y pagos adelantados de créditos.

Resultados de Alibaba


Más datos, Alibaba está consiguiendo mejorar una de las tendencias que quería potenciar cuando salió a bolsa, la capacidad de monetizar su negocio a través del móvil. Y lo ha hecho. En el pasado trimestre, la compañía obtuvo el 42% de los ingresos de estas plataformas, por encima del 36% de hace tres meses. Esto se ha conseguido con un incremento de más de un 200% con respecto a la cifra que entraba en las arcas de la compañía a través de dispositivos móviles hace un año. En cualquier caso, si hubiera que buscar un pero, siguen siendo más rentable para la compañía los usuarios que realizan sus compras a través de un PC.

Además, la empresa ha logrado incrementar un 45% el número de compradores activos que en el conjunto de 2014 llegó hasta 334 millones.

Sin embargo el negocio es ligeramente menos rentable y el margen operativo ha caído en dos puntos porcentuales, hasta el 58%.

Así con todo, la compañía ha iniciado la sesión con un severo castigo por parte de los analistas. Muchos técnicos señalan que la empresa cae más de un 20% desde máximos, lo que la situarían en terreno bajista.

A la espera de que se produzcan cambios de recomendación después de la reunión con inversores que tendrá lugar hoy mismo para analizar los resultados, el consenso recomienda comprar acciones de la empresa.

Por el momento, Alibaba no ha comenzado bien el año, con caídas que hasta hoy rondaban el 5%. Con todo, los inversores que entraron en su capital en la OPV sigue acumulando una revalorización del 5%.


Alibaba en bolsa