Acerinox rebotó ayer a contracorriente del mercado. El valor subió con fuerza, aunque no llegó a superar ningún nivel de resistencia. El valor sigue tocado y hundido.

 Acerinox cerró ayer con una subida del 4,58% que le llevó a niveles de 8,29 euros. Estos rebotes, tan fugaces y a merced de la volatilidad son aprovechados por los inversores de corto plazo de forma fructuosa, sin embargo, entrar ahora al calor de esta subida es muy arriesgados pues, como vemos el valor es claramente bajista. Desde los máximos de marzo del año pasado no ha parado de caer y pierde ya un 55%.
 
Acerinox podría haber hecho suelo en los 7 euros, ya que, desde que marcó mínimos del año en este nivel, ha construido una pequeña recuperación que le ha llevado a superar la resistencia de los 7,77 euros, zona de mínimos de 2015. Pero, para el valor sigue inmerso en un canal bajista cuya parte alta pasa por los 9,50 euros.
 
Por abajo, si Acerinox perforara los 7 euros, podría ceder hasta los 6,50 euros, precio en el que frenó todas sus caídas entre 2009 y 2014.

acerinox

 
Los indicadores técnicos Premium muestran un valor bajista y alejado de sus medias. De hecho, la media de 40 sesiones pasa por los 8,61 euros y la de 200 por los 10,60 euros, por lo que para recuperar el tipo en el medio y largo plazo la siderúrgica tendría que revalorizarse un 4% y un 27%.

acerinox