La caída del precio del níquel en un 42% ha lastrado a los principales operadores del sector, incluida la compañía española, que ha visto una reducción de sus beneficios en un 68%, hasta situarse en los 43 millones de euros.


Los resultados de Acerinox han sido más débiles aún de lo esperado. 

Resultados por debajo de lo previsto en las principales magnitudes, con caída de doble dígito en ingresos y EBIT y EBITDA por debajo de lo esperado y en línea con los del tercer trimestre de 2015, trimestre con menor actividad debido a la estacionalidad. Las pérdidas netas han sido superiores a lo esperado (y que las del tercer trimestre). 

Las incertidumbres macroeconómicas, con la temida desaceleración económica en China y debilidad en mercados emergentes han provocado fuertes caídas en los precios de las materias primas, que han retrocedido hasta niveles no vistos desde 2003.

Acerinox calcula que a los precios del níquel (principal materia prima) de finales de año: 8,665 dólares/tonelada (-42% respecto a 2014), el 70% de los fabricantes están operando en pérdidas. Esto incluye a los fabricantes de arraibo de níquel (pig iron ore), lo que implica que la ventaja competitiva de este producto esté desapareciendo. De hecho, su producción cayó un 17% respecto a 2014.

Se mantiene la buena evolución del consumo final en las principales regiones (Europa, Norteamérica y Asia) si bien la demanda de los almacenistas (consumo aparente) cayó un 1,7% en Europa, un 7% en Norte América y creció un 1,5% en Asia. 

Las importaciones están descendiendo en Europa (debido al impacto de los aranceles a China y Taiwán) si bien parte de esta caída se está sustituyendo con entrada de pedidos de la India y Corea.

Accede a todos los análisis de Acerinox.

El Plan de Excelencia IV (2015/16) evoluciona en línea a lo previsto y en 2015 se han alcanzado el 55% de los objetivos (unos 37 millones de euros).

Esperamos impacto negativo en cotización. Conferencia 10.30. Precio objetivo 11,2 eur. Reiteramos sobreponderar.