No ocurre nada nuevo y los movimientos son tímidos después de la sesión cerrada de Wall Street. Los acontecimientos que van llegando son las revisiones a la baja de las estimaciones de beneficio. Estamos creciendo solo en Europa un 3,5% en los beneficios de empresas, mientras que en Estados Unidos suben sobre un 1%.
 
Hay un efecto base muy importante: ya veremos si veremos revisiones a la baja de estimaciones. Por el resto miramos a Grecia y a Francia y por supuesto al brexit. Los precios inmobiliarios en Londres empiezan a tener caídas muy abruptas y eso puede hacer descender el consumo e incrementar el ahorro. Las perspectivas no son tan saludables.

Los resultados de HSBC son malos, pero también hemos tenido resultados desastrosos de Unicredit o Deutche Bank. En el caso de Popular parece que es un punto de inflexión. Fueron un desastre sus últimos resultados. Hay una nueva etapa con Saracho y cotiza muy barato. Hay unos factores positivos como los nuevos programas de ahorros de coste e incluso con España creciendo al 3% hay que darle un voto de confianza desde estos niveles. Por eso desde aquí le damos potencial.

En Telefónica sí somos positivos. Mejora la valoración, los márgenes de ebitda, tiene buen momentum, y cumple con la venta de activos para sanear sus niveles de deuda neta.

Declaraciones a Radio Intereconomía