La  bolsa está pesada y ahora mismo se encuentra en una indefinición total. Hay mucha incertidumbre y ahora todo el mundo habla de ella, de la política sobre todo.

Estamos pendientes de ver qué hace Trump, que  tendrá influencia en el dólar y, por tanto, en las empresas. Además “en las elecciones francesas podríamos ver un triunfo del populismo. Hoy en España no tenemos resultados, estamos viendo los de las compañías europeas con cifras que están siendo positivas y destacar activos que están sufriendo esta indefinición como el oro”.
El metal brillante ha retrocedido casi toda la caída que se inició en noviembre. En términos técnicos ha retrocedido el 61,8% de Fibonacci y es una muestra de la incertidumbre que hay.

El sector eléctrico quizás esté actuando como activo refugio, siempre se dice que es el que no falla pero también tiene sus luces y sombras. Estamos pendientes de  ver qué implementaciones hacen.

Caixabank hoy está cayendo tras la operación anunciada con BPI pero hay que pensar que es una operación muy positiva, que lleva años detrás de ello y por fin ha alcanzado el 85% del control en BPI, lo que implica un desembolso alto pero también diversificación y  tener una presencia mucho más fuerte en Portugal.

Declaraciones a Radio intereconomia