El Ibex 35 cierra en verde, en una sesión caracterizada una vez más por la alta volatilidad. A pesar de este cierre en positivo, acumula un descenso semanal del 5,19%. El índice español repunta en la sesión de hoy un 0,17% hasta los 8.172,80 puntos. En opinión de Alejandro Varela, gestor de fondos de Renta 4, “esta semana se ha cotizado mucho con el temor a los resultados empresariales que ya hemos empezado a conocer”. Por lo que, “teniendo en cuanta que las noticias no son buenas y los datos macroeconómicos no acompañan”, la única nota positiva son “los niveles técnicos que, en principio, deberían aguantar, dado que los niveles de sobreventa son elevados y las cotizaciones están baratas”. Sin embargo, Alejandro Varela, cree que “la tendencia del mercado es de fuerte debilidad, debatiéndose, en el caso del Ibex, en la zona de los 8.000 puntos”. Por consiguiente, el experto dice que “veremos a ver si la semana que viene es capaz el mercado de aguantar estos niveles”, aunque, no obstante señala que “el panorama se presenta muy complejo”.
Si miramos al parqué, Endesa se colocó como la cotizada más alcista del mercado al repuntar un 5,33%, seguida de Iberdrola Renovables. El experto cree que “ahora mismo, debido a la debilidad del sector financiero y de otros con un componente más cíclico, estos sectores que en principio tienen un flujo de caja recurrente deberían de funcionar mejor”. Por eso hemos visto como “han aguantado muy bien” y no sólo en España, sino que “a nivel internacional, hemos visto a Eon subir más de un 3%”. Por lo que en general, ahora mismo, “en las utilities se puede estar muy cómodo en los niveles actuales, sobretodo poniendo la vista en un medio plazo”.

Una sesión más, uno de los sectores protagonistas ha sido el financiero. El analista señala, que en principio “lo mejor es mantenerse apartado de este sector”, aunque destaca que “en sesiones muy alcistas, probablemente los que recuperen mayor terrenos sean los bancos”. No obstante, en principio, “el movimiento que están mostrando los bancos es bastante rápido y la tesis de inversión es muy débil”. Por lo que aunque asegura que “en un principio los bancos españoles están manteniendo bastante bien el tipo”, hay que tener en cuenta que se trata de “un sector muy complicado”. De estar en algún tipo de valor, el experto apostaría por “estar en valores que estén muy diversificados geográficamente y que estén con unos ratios de capital lo más altos posibles, o que por lo menos estén recapitalizados”.

Para finalizar, en este escenario, Alejandro Varela señala respecto a sus recomendaciones a corto plazo que apostaría por “buscar valores de corte defensivo -sobretodo que tengan un flujo de caja previsible y que tengan un endeudamiento bajo-”, y que en principio tuviesen “poca relación con el ciclo”. Por lo que asegura que se mantendría muy alejado de “valores muy cíclicos, como aquellos que se encuentran asociados a determinadas materias primas como el acero, el sector de la autocomoción”. También, advierte de que “seguimos muy alejados del sector inmobiliario, e infraponderados en el sector bancario”. Por el contrario, señala que estaríamos mucho más cómodos en sectores tradicionalmente defensivos como “las utilities, energía, autopistas y valores de corte menos cíclico”. 

A pesar de todo cree que “el panorama es bastante complicado y hay que seleccionar muy bien los valores e intentar buscar puntos de entrada que sean favorables”, ya que “el mercado está en zona de soporte”, por lo que hay que tener mucho cuidado debido a que “si se pierden estos sopores tendríamos que ponernos mucho mas defensivos”. No obstante, advierte de que “hay lugar al optimismo” ya que “los tipos de interés están en niveles muy bajos y van a ir hacía mucho más abajo”. Además, asegura que en principio, “en algún momento el mercado comenzará a normalizarse y encontrará suelo”.