“Lo más probable es que este año vayamos de menos a más. Comenzaremos afectados por las incertidumbres europeas y la capacidad de crecimiento de China”, dice Antonio Cortina, adjunto a la dirección de estudios de Banco Santander.

Precisamente, “los valores financieros se verán afectados por esta incertidumbre europea. Va a ser inevitable que haya una caída del PIB, por lo que va a ser necesario un paquete de medidas”.

También serán importantes los vencimiento de deuda pública y financiera, pero “el desapalancamiento de las financieras no va a ser problema y, el de los países tendrá que tener en cuenta las medidas que se tomen”.

Declaraciones a Radio Intereconomía