Comienza el año y las peores previsiones se confirman. La zona euro está en recesión y registra, además, una tasa de paro del 7,8% en noviembre. En nuestro país no pintan mejor las cosas ya que en diciembre el paro volvió a subir un 4,67% hasta situar el número de parados por encima de los 3 millones de personas e incluso “desde el punto de vista del empleo vendrán las peores noticias”, asegura Marian Fernández, responsable de Estrategia de Inversis Banco que comenta, “lo que más sorprende es la velocidad que está tomando el deterioro en Europa (…) el escenario que hay que manejar es un escenario recesivo”. Y aunque la recesión estaba sobre la mesa desde el tercer trimestre del pasado año, “ahora habrá que ver cómo afecta al empleo y cómo el empleo –señala esta experta- afecta al consumo”.

El paro también es el foco de atención en Estados Unidos. Ayer se conoció que el sector privado americano empleó 693.000 personas menos en diciembre pero hoy se ha conocido que las solicitudes de subsidio por desempleo cayeron en 24.000, una cifra mejor a la esperada por el mercado. Y todo ello antes de que mañana se publique la tasa de paro correspondiente al mes de diciembre. La mayoría de los expertos la sitúan en el 7% una estimación que comparten desde Inversis Banco. “Nosotros coincidimos con el mercado”, asegura la responsable de Estrategia de Inversis que señala, “el ADP ha sido un dato tremendamente negativo, no se había visto en otra ocasión anterior, y profundiza en la destrucción de empleo, pero –matiza la experta- es un indicador que se muestra más nervioso que el dato que conoceremos mañana”. Por el momento, asegura la analista, “el mercado tiene en precio un objetivo de desempleo de entre el 7 y el 8% y todo lo que se mueva en esa banda no puede pillar por sorpresa al mercado”. Más allá, sin embargo, asegura la experta, “deberíamos plantearnos hacia donde vamos”. Por el momento, “los planes de estímulos fiscales pretenden evitar que nos vayamos a tasas de dos dígitos, pero la pinta del desempleo en el medio plazo no es positiva”.

Planes de estímulos fiscal como el presentado por el presidente electo de EEUU, Barack Obama, 775.000 millones y 300.000 millones en reducciones de impuestos para negocios. Un monto importante, asegura Marian Fernández, ya que “estamos hablando de que 150.000 millones de dólares equivalen a un 1% del PIB y aquí estaríamos hablando del 5% del PIB. Van a poner toda la carne en el asador para intentar que la recesión sea lo más corta y menos profunda que se pueda”. Aunque, asegura Marian Fernández “surgen preguntas en torno al nivel de endeudamiento”. Aún así, “estamos en un momento que no se ha vivido anteriormente y por eso las armas tienen que ser de esta magnitud. La cantidad está por encima de las previsiones que se habían manejado a finales del año anterior, pero son las adecuadas para un momento expcecional”. En cuanto a los recortes de impuestos, la experta considera que son “adecuados” e incluso cree que “los planes de estímulo fiscal pecan de despreocuparse de los incentivos que vienen por los recortes de impuestos”.

Medidas fiscales en Estados Unidos, agotada ya la vía de la política monetaria. No así en Europa. El banco de Inglaterra ha decidido hoy rebajar los tipos de interés en 50 puntos básicos hasta situar el precio del dinero en el 1,5%, su nivel más bajo en los más de 300 años de historia de la institución Y el BCE se reúne el 15 de enero aunque no se sabe si moverá ficha en su primera reunión del año. “La opinión –asegura la experta- está dividida. Se pensaba que a lo mejor no, por la declaración de los miembros del BCE que hablaban de esperar, pero ahora la cosa no está tan clara” y es que, comenta la experta, “tanto la rebaja de tipos del BoE como la inflación y la masa monetaria, son señales de que el BCE sí podría mover ficha la próxima semana

 

Las bolsas comenzaban el año en positivo, pero la alegría ha durado un suspiro y la realidad económica y empresarial se impone. El Ibex 35 firma ya dos jornadas consecutivas en negativo, aunque para la experta de Inversis Banco, “estamos en una semana semifestiva” y por lo tanto poco se puede decir de la renta variable española. Eso sí, “de momento está siendo tan volátil como lo fue a finales del año pasado (…) el escenario sigue siendo de cierta lateralidad y entre medias a través de Trading hay opciones que se pueden jugar, pero hasta que el tema macro no esté claro será difícil que la bolsa recupere la tendencia”.

Los índices estadounidenses repiten la jugada y operan con recortes. Las noticias empresariales hablan de profit warning de empresas como Intel o Time Warner y las previsiones de beneficios empresariales no son positivas. “El mercado –asegura Marian Fernández- difícilmente se cree las previsiones de beneficios. La principal variable, la línea de ingresos está determinada por el PIB que es la gran incógnita. No sabemos la magnitud de la caída. El mercado pone en precio un escenario donde vamos a ver la prima de riesgo en máximos con caídas consecutivas de los beneficios de más de 2 dígitos”. Según explica esta experta, “es un escenario tremendamente negativo. Creemos que en tanto en cuanto no haya más visibilidad, el mercado no se creerá las previsiones de los analistas”.

Ayer anuncios de pérdidas de Intel y de Time Warner y hoy de Wal Mart. El minorista americano ha rebajado sus previsiones de crecimiento trimestrales. Un sector, el del consumo, que centrará la atención de los inversores este año. Para la responsable de Estrategia de Inversis Banco, lo de Wal Mart “ha sido un jarro de agua fría. Un sector como este se da la vuelta y nos muestra que también puede estar tocado. Nosotros éramos partidarios de tener en cartera el consumo no cíclico, pero Wal Mart cuestiona este escenario y pone sobre la mesa –asegura la analista- hasta qué punto el consumo no cíclico se ve salpicado”. En cuanto a las previsiones para el consumo a corto plazo, “son negativas. Hasta el segundo trimestre de 2009, que en Estados Unidos estarán sobre la mesa las ayudas de Obama, tendremos el consumo en negativo”.

En España, la actualidad empresarial pasa por la rebaja de recomendación del HSBC sobre las acciones del Santander, del BBVA y del Sabadell Dice este banco que estas entidades españolas sufrirán el impacto del deterioro del PIB y por ello rebaja la estimación de beneficio recurrente por acción de estas tres entidades un 32% para 2009. Y es que, tal y como asegura la experta de Inversis Banco, “la caída del PIB en España dañará las cuentas de estos bancos (…) Estarán en números rojos. El tema estará en el mantenimiento o no del dividendo que ya no será un motivo principal de inversión. Veremos caídas que pueden ser del 30% en sus beneficios recurrentes, pero los bancos tienen el colchón de las provisiones (…). La economía española tendrá un mal comportamiento y el sector financiero no estará al margen de este mal comportamiento”