Llega el verano pero la actividad no se para en los mercados, los bancos centrales siguen impactando con sus declaraciones y arranca la temporada de presentación de resultados del segundo trimestre, sin perder de vista la política… analizamos la situación actual y buscamos oportunidades de inversión con Antonio Castelo, especialista en mercados de iBroker…

Janet Yellen ha reiterado su compromiso con las subidas de tipos graduales, sin perder optimismo sobre la economía, el mercado cree que se centrará en la reducción del balance, ¿qué previsiones manejáis para la Reserva Federal (Fed)?

Las Actas tanto de la Fed como  del Banco Central Europeo (BCE) dejaban entrever una normalización de la política monetaria mucho antes de lo que el mercado esperaba. Pero Yellen ante el Congreso ha señalado que el proceso de subidas de tipos va a seguir, pero que se ajustará a la marcha de la economía, que van bien, pero aún hay ciertas incógnitas.

Con todo, esto tranquiliza mucho a los mercados. Y es que, en tanto en cuanto se mantengan estos estímulos monetarios pues los mercados estarán tranquilos, no habrá incertidumbres adicionales.

Nosotros pensamos que hasta finales de año, diciembre, no se van a subir tipos. Irán anunciando como se va a ir reduciendo el balance, que, al final, es una subida de tipos encubierta.

A nivel de BCE, tampoco creo que vaya a haber novedades estando la inflación como está. Quizá hasta marzo de 2018 no se hable de subidas de tipos, y reducciones del programa de compras se pueden ir planteando según se comporte la economía.

Con permiso de los bancos centrales, los resultados empresariales toman el protagonismo, ¿cómo tienen que ser en el las Bolsas rompan al alza? ¿Qué potencial le otorgáis al Ibex?

Para que los resultados den un empujón fuerte a las Bolsa tienen que darse tres circunstancias: que mejoren las cifras del primer trimestre, que se batan las previsiones de los analistas, y que las guías que ofrezcan las empresas sean positivas.

Esto es difícil, pero lo cierto es que las previsiones continúan siendo alcistas, lo que es relevante teniendo en cuenta que, si bien los precios (inflación) están contenidos, las empresas siguen trabajando para contener costes y lo están consiguiendo.

En lo que va de año, las Bolsas han subido mucho, pero no debemos olvidar que a nivel de PER siguen por debajo de promedios históricos. Por lo que nos parece que, en el entorno macro actual, la renta variable continúa siendo atractiva.

Sobre el Ibex parece claro que, a corto plazo, el soporte principal lo podríamos situar entre los 10.375-10.450, se trata del gap que se formó entre las sesiones del 21 y 24 de abril. Por arriba, los objetivos que buscaría el selectivo estarían en los 10.750, 10.900-11.000.

Por valores o sectores, ¿cuáles creéis que pueden sorprender, que son interesantes?

La economía está mejorando y, en este entorno, yo creo que hay que estar en empresas relacionadas con el consumo, el sector turismo y las actividades de servicios.

La industria lo está haciendo bien, los últimos PMIs que hemos conocido han sido bastante positivos en Europa. En materias primas tenemos en España un valor como es Acerinox, que se ha quedado un poco descolgado, pero tiene muy buenos fundamentales y podría seguir para delante.

El tema energía es un poco complejo. A mí me gusta mucho Repsol, por el ejercicio que ha hecho de mejora de sus resultados en los dos últimos años tras la compra de Talisman; han reducido el ratio deuda neta/Ebitda a niveles de 1,6, algo absolutamente excepcional. Su negocio de refino va fantásticamente bien, es de los más eficientes. La extracción también está funcionando. Cotiza a un ratio precio/valor contable de 0,6-0,65, compras por debajo de su valor.

En cuanto a los bancos, los grandes, Banco Santander y BBVA, si la economía sigue avanzando les va a venir bien, además, tienen negocios adicionales más allá de la banca pura y dura. Cualquiera de los dos se puede estar. (12.24) En la banca doméstica, tenemos un banco muy eficiente, que lo hace muy bien, y es Bankinter; CaixaBank y Banco Sabadell lo están haciendo muy bien, especialmente ésta última con su negocio en Reino Unido.

Los domésticos muy centrados en el negocio bancario puro y duro, Liberbank o Unicaja, no digo que tengan ningún problema, que entiendo que no, pero si se retrasan subidas de tipos de interés podría tener algún problema más.

MásMóvil da el salto del Mercado Alternativo Bursátil (MAB) al Mercado Continuo, ¿cómo veis esta compañía?

Sin hacer referencia los números de la compañía, es un valor que en un año ha subido casi un 200% y en lo que va de 2017 se ha revalorizado un 114%, lo que puede generar cierta presión vendedora.

Yo soy partidario de esperar un poco a ver qué pasa y cómo evolucionan los números, si cumplen sus guías, etc.

Del balance, me ha llamado la atención su endeudamiento, ya que el ratio deuda neta/Ebitda, a finales del año pasado, era de 4,9 veces; aunque la compañía dice que caería a 2,8 veces si se excluyeran unos convertibles que vencen en 2019…

Si pensamos que el sector es dinámico y se comporta bien, quizá es mejor está en una empresa grande y conocida, como Telefónica, y los experimentos dejarlos para otro momento.

Lo puede hacer bien, pero prefiero esperar, conocer más sobre sus resultados, compras, en su mercado hay mucha competencia…

Finalmente, Banco Santander ha decidido compensar con bonos a los minoristas de Banco Popular, ¿cómo valoráis esta medida?

A los que accionistas que fueron a la última ampliación, que eran clientes del banco y podrían estar influidas por el poder prescriptor de la red de Popular… si yo fuera ellos cogería el dinero ya, a pesar de las condiciones, y teniendo en cuenta cómo va de lenta la justicia en España, prefiero tener el dinero en mi poder y luego ya veremos qué pasa que ponerme a litigar.

Por otro lado, el impacto en las cuentas de Santander ya estaba contemplado en la compra.

A los accionistas de Popular les diría a aquellos que creen que tienen derecho por algo, peleen por ellos, aunque lo veo complicado para ellos. Pero hay que diferenciar también de aquellos que entraron por pura especulación.

Yo a un accionista minorista le digo que tenga mucho cuidado con estas cosas, hay que mirar los números. Los gráficos son importantes, pero hay que ver los números y, realmente, Banco Popular tenía muchos problemas.