La banca vuelve a ser protagonista de la semana tanto dentro como fuera de nuestras fronteras y el mercado acaricia ya la temporada veraniega, de cómo navegar en este periodo y las oportunidades que puede aprovechar el inversor hablamos con José Luis Herrera, de CMC Markets.

Liquidación de dos bancos italianos… detalles de la fusión Bankia-BMN, ¿cómo valoras la situación de la banca?

Hemos visto que la autoridad europea ha empleado diferentes métodos, se ha hablado de resolución para Banco Popular, liquidación para las entidades venecianas… Así que muchos inversores se preguntan por qué este tratamiento diferente, y es que hay distintas varas de medir según el impacto sistémico que pueda tener la entidad. Incluso, se puede concluir que, realmente, el hecho de que un banco tenga un mayor impacto, el tratamiento puede ser más punitivo para el accionista.

¿Y la salida a Bolsa de Unicaja este viernes?

Es positivo, en el sentido de que por el momento hay presencia en un área geográfica, Andalucía donde tiene la sede, donde no había tanta presencia a nivel sector bancario cotizado.

Además, la banda de precios, a pesar del free float del 40%, que haría que la entidad supusiera por capitalización una posición incluso superior a algunas otras cotizadas, como Técnicas Reunidas.

Eso puede suponer que, en el futuro no muy lejano, pudiera dar el salto al Ibex 35.

Es positivo, va a ser una oferta pública de suscripción, esto es, una ampliación de capital que supondría cierta dilución para los accionistas actuales, pero, lo normal es que el mercado de suficiente valor a la entidad y refuercen su situación.

Se prevé incluso que pague dividendos a largo plazo, entonces pienso que es positivo, sobre todo, en un momento en el que la banca tiene un especial protagonismo en el mercado.

Vea también: Los inversores continúan sin confiar en la tendencia alcista

Este sector es clave para el Ibex 35, ¿qué niveles manejas para el selectivo este verano?

Si miramos al gráfico, hay un nivel, los 10.600 puntos, una zona donde se ha detenido el índice, tanto en las caídas de abril, como en las de mayo y también en las de este mes de junio.

Si se pierde, podría comenzar una corrección mayor que no creo que se detuviera en el hueco alcista que dejaba tras la primera ronda de las presidenciales francesas, sino que iría más allá.

Una situación similar presenta también el Dax 30 alemán, aunque tiene una zona de soporte más relevante algo más abajo, también está mostrando una situación de debilidad en los últimos días que amenaza con proseguir.

¿Qué deberes tendrán que afrontar tanto el Ibex como el resto de Bolsas a la vuelta de las vacaciones?

En función de cómo se desarrolle el inicio de las mismas podríamos ver un escenario u otro. Yo pienso que el verano, en principio, no debería aportar grandes situaciones de volatilidad, mientras no haya ninguna noticia impactante, porque mantenemos esa lateralidad por el momento, no hay riesgos a nivel geopolítico, tampoco en lo que respecta a bancos centrales…

No debería haber más riesgos que los derivados del posible comportamiento técnico que pudieran tener los índices, quizá si hubiera un recorte para relajar de alguna manera esas tendencias alcistas que tienen, pero que no debería pasar que por un recorte, por un movimiento técnico, que les hiciera retomar de nuevo las subidas.

Vea también: "Como posible oportunidad nos quedamos con Grifols e Iberdrola"

El BCE abre la puerta a reducir las compras de activos (QE) este mismo año y el euro alcanza máximos, ¿hasta dónde puede revalorizarse?

Los 1,13 eran claves, donde se había frenado en las últimas recuperaciones, que se ha superado al alza. La siguiente zona donde podría detenerse es la banda superior de este gran canal, con cierto sesgo bajista, en el que viene desarrollándose la cotización desde agosto de 2015. Nivel que pasa por los 1,1470/1,1480. Zona que, al menos en primera instancia, le debería costar rebasar.

A la baja, ahora lo que antes era resistencia se ha convertido en soporte, hablamos de los 1,1250/1,13.

Siguiendo con otros mercados, y ya para finalizar, el petróleo sigue montado en una montaña rusa. ¿Encontrará suelo?

Por el momento, el West Texas está respetando la zona clave, los 42 dólares por barril. Si se rompiera a la baja, la proyección del canal en el que se mueve desde agosto del año pasado, nos llevaría a los 30 dólares.

Por el momento, hay muchos intereses, por un lado los recortes de la OPEP, pero el mercado quiere algo más, mientras, cuando llega el equilibrio, la oferta de Estados Unidos aumenta… en la medida en que se llegue al equilibrio, unos y otros jueguen sus bazas, no deberíamos ver a la cotización más allá del rango en el que se viene moviendo, entre los 42/47 dólares por barril.

Vea también: Las caídas son oportunidad de compra en las eléctricas y gasísticas españolas