Comenzamos la semana pendientes del Ibex35, el euro y el petróleo .Hablamos de cómo pueden evolucionar estas variables con José Luis Herrera, analista de CMC Markets.

Estamos muy pendientes del Ibex 35 que la semana pasada consiguió cerrar  por encima de los 10.400 puntos. ¿Cambia algo cuando hablamos de la situación del selectivo español?

Realmente  la situación, a pesar de que el viernes conseguíamos cerrar con alzas, la situación no difiere mucho de la que venimos analizando semanas atrás y es la gran lateralidad de la que tarde o temprano podamos salir pero no acaba de romper con firmeza a pesar de los nuevos máximos de Estados Unidos. Importante lo que está haciendo el euro, que es uno de los escollos de la renta variable europea. Había comentarios de miembros del BCE diciendo que era un nivel en el que el organismo no se siente muy cómodo teniendo en cuenta que tenemos lejos el objetivo de inflación. Y posiblemente veamos nuevas intenciones de influir en el par de divisas. Lo que sí es cierto es que estamos en plena temporada de resultados empresariales y esa será otra variable a mirar en el corto plazo. El impacto de lo que fue la tendencia alcista del euro sobre las cuentas de resultados, en la medida en que no sea muy alto, es posible seguir con la tendencia alcista. Pero por el momento, a pesar de que estamos en zona de resistencia en DAX, Eurostoxx tenemos que esperar confirmación de las mismas y no anticiparnos.

Esta semana comienzan los resultados empresariales. Estamos muy pendientes del euro pero también del petróleo. ¿Cuál sería el precio de equilibrio de la materia prima?

El caso del West Texas entre los 62-70 dólares no será fácil que la cotización continúe avanzando porque es una zona relevante. A más largo plazo, el punto de mira debería estar en una zona superior: 80 dólares por barril, que sería la gran bajista de largo plazo que parte de los máximos de julio de 2008 pero previamente el escollo entre 62-65-68 dólares por barril. niveles de soporte a corto plazo, podríamos trazar la verticalidad de la última subida con una verticalidad que es lo que nos podría dar un punto de apoyo y de alguna forma el punto de inflexión en caso de que se perfore para deshacer posiciones. Por el momento, es un activo que sigue siendo alcista. Se comienza a hablar de un nivel de equilibrio en 45 dólares por barril.

Uno de los valores que han subido a razón de la revalorización que ha experimentado el crudo es Repsol, que ha subido mucho desde 2016 e incluso lo suficiente para que algunos gestores de fondos se estén planteando vender. ¿Qué estrategia podemos hacer en la petrolera?

Repsol igual que otras compañías ligadas a la evolución del crudo, si tenemos en cuenta ese escenario de que podría haber un escollo en el crudo no fácil de superar, podría suponer un problema en el caso de Repsol. A nivel técnico, está en una situación cada vez más estrecha y que tendrá que definir en uno u otro sentido. En gráfico mensual, tiene una directriz de largo plazo coincidiendo con los máximos del crudo que ha sido testeada recientemente y es la zona a superar – algo por encima de 16,20 euros – y por otro lado tenemos directriz alcista que parte desde comienzos de enero que está sirviendo de apoyo a sucesivas caídas. Estamos hablando de niveles de 14,70 euros.

¿Cuáles son los niveles de referencia a tener en cuenta en Sacyr?

A nivel técnico se enfrenta a una zona de resistencia que no será fácil de superar, además de máximos del mes de mayo y soporte relevante en noviembre de 2014, es la zona de 2.70 euros por acción. Esos son los máximos de la semana pasada y alcista después del doble suelo que hizo en 1,20 euros que le sirvió como impulso para ir describiendo una serie de mínimos crecientes y el apoyo de la directriz formada por esos mínimos sería un soporte a largo plazo, en los 2,10 euros. Entre medias podría haber distintas zonas de apoyo. Es un sector en el que empieza a entrar dinero.

¿A qué debemos estar pendientes en este momento?

A que se confirme si acabamos de romper resistencias en los índices o no. A lo que vaya a ocurrir en EEUU, que nos sigue sorprendiendo su fortaleza, y pendientes también de lo que pueda ir surgiendo en el mercado en cuanto a la valoración del euro. Si no pierde el 1,2050 debería ser alcista frente al dólar. Y las noticias que vayan surgiendo por parte del BCE en lo que respecta a retirada de estímulos.