François Collet, gestor de La Française Lux Multistratégies Obligataires, analiza los mercados europeo y estadounidense de renta fija, grueso de la cartera de su fondo. 
 

¿Cuáles son la filosofía y el objetivo del fondo La Française Multistratégie Obligataires?
Se trata de un fondo de retorno total que invierte en bonos, un fondo global que invierte en todos los países del mundo y que invierte en deuda soberana y en crédito. Es una mezcla entre deuda soberana de la eurozona, deuda soberana de todos los países desarrollados y algunos mercados emergentes y mercados de crédito con bonos high yield y también bonos convertibles.
El objetivo de la cartera es obtener un retorno de Euribor a tres meses +3,5% con una volatilidad máxima del 5%. Esto es más o menos el perfil de riesgo /retorno que daban los bonos soberanos europeos antes de la crisis. ​

Una parte importante de la cartera está en bonos high yield, ¿no cree que hay una burbuja en este tipo de bonos? Cerca del 30% de la cartera está en bonos con una calificación inferior a BBB, que se reparte en un 18% en bonos high yield  y para el resto tenemos una exposición mixta a deuda subordinada y a algunos bonos soberanos high yield como Portugal.
En lo que respecta a la parte de high yield de la cartera, me gustaría decir que  actualmente no estamos en una burbuja, claramente los diferenciales son muy estrechos y hay un pequeño margen para el estrechamiento en los mercados europeos de high yield. Pero estamos en un entorno que es muy positivo en términos de crecimiento, tenemos una política monetaria que es muy acomodaticia, con rentabilidades muy bajas y es muy fácil para todos los emisores europeos del mercado de high yield autofinanciarse, por lo que tienen una buena capacidad de refinanciación, con un alto crecimiento, lo que es muy positivo para la clase de activo y tampoco vemos un incremento del riesgo de impago de los mercados de high yield, por lo que todavía somos positivos con estos mercados incluso aunque los diferenciales son estrechos actualmente. Hemos reducido el nivel de inversión los últimos tres meses, era del 25% de la cartera  hace tres meses y es del 18% de la cartera actualmente, pero todavía somos positivos.   ​

El mercado espera dos o tres nuevas subidas de tipos de interés este año en EEUU. ¿Cómo está invirtiendo en deuda estadounidense teniendo en cuenta estas expectativas? Estamos de acuerdo con el mercado en que habrá dos o tres subidas de tipos, claramente la mayoría de los miembros de la Fed han anunciado que deberíamos ver una subida de tipos la próxima semana, dado que esperan unos datos en el informe de empleo muy bajos este viernes y por eso esperamos entre dos o tres subidas este año. Y no hay diferencias en este sentido para nosotros en términos de posicionamiento de la cartera en el nivel de los rendimientos. Pero tenemos dos estrategias diferentes en la cartera respecto a los bonos del Tesoro de EEUU. La primera de ellas es estar largo en el break even de la inflación, por lo que compramos bonos ligados a la inflación y cubrimos la posición vendiendo bonos nominales, esta es la primera, y la segunda estrategia es que estamos positivos con el dólar, estando largos en dólares y cortos de euros, y creo que es una buena cobertura de la cartera ante los riesgos políticos en Europa porque si se incrementan estos riesgos políticos en Europa, veremos un euro más bajo y un dólar más fuerte y si vemos tres subidas de tipos este año, estoy seguro de que veremos un dólar más fuerte a finales de año frente al euro.