Sánchez Galán explica que "el estado ya no se puede financiar, los bonos fueron inferiores a lo esperado aunque la demadanda fue superioir, la rentabilidad fue inferior y cuanta más baja es la rentabilidad peor es la confinaza que se tiene en un país". Así las cosas "se anticipa una deflación para principios de 2009  y una inflación a partir del segundo trimestre del año". No hay que olvidar que el 65% del PIB "proviene de que la gente compre y el reto de Obama está en que lagente confíe en que puede comprar". Aún así el analista mantiene la esperanza, "los resultados dicen que se vende menos pero se sigue vendiendo por lo que no estamos hablando de una crisis sino de ralentización". En  cuanto a los índices bursátiles, "vivieron a partir de noviembre de 2008  un repunte y ahora la corrección nos podría llevar a los 8.000 puntos pero la resistencia para problemas graves serían los 7.000 puntos". Las bolsas "mantienen un sesgo negativo pero dudo de que el Dow Jones rompa los 8.000 puntos hacia abajo". También "se me antoja complicado que el Nasdaq rompa los 1.000 puntos" y es que "vemos correcciones en la renta variable pero no una crisis tan exacerbada como comenta todo el mundo", matiza el analista.  "Recomiendo prudencia porque habrá correcciones lógicas en el mercado, pero no hay que ser ni tan pesimista ni tan optimisma". De hecho se podrá llegar al 9% de paro pero hay un presidnete que tiene ganas de hacer cosas y que va a intentar paliar los problemas, hay que darle un voto de confianza"
 

Alcoa marcó este lunes el pistoletazo de salida en la presentación de resultados en EEUU. En opinión del experto "los resultados lanzados por las empresas son recogidos por el mercado porque sabíamos que iba a haber varios profit warning y nos mantenemos atentos".  Los padecen ya empresas de  todos los sectores, incluyendo el financiero y aunque "no es una novedad", eso no quiere decir que no sea preocupante". Para el analista no es momento de entrar en los bancos norteamericanos, ni Citigroup -donde sólo entraría de manera especulativa y si supera los 7,45 dólares- ni Bank of America". Ambac tampoco sería una opción dada la situación y es que para el experto el sector financiero únicamente vivirá algunos rebotes al calor de los movimientos corporativos que se preven en ese ámbito. A Sánchez Galán le llaman al atención Coca Cola o  Johnson & Johnson, valores tradicionalmente refugio y cuyo negocio es más importante fuera de EEUU que en el país. El analista se fijaría así mismo en compañías como IBM o Microsoft y mantiene que ahora mismo Apple no sería una buena opción por la caída de venta de ordendadores.