En un momento en el que los bajos tipos de interés hacen buscar alternativas de inversión con algo más de riesgo, el inversor español todavía  sigue siendo conservador. Es una de las conclusiones que nos muestra Álvaro Vidal, Portavoz en España de DEGIRO en su última visita al plató de la Bolsa de Madrid. 
¿Dónde están viendo valor los inversores de DEGIRO?

La mayoría de los inversores de DEGIRO se decantan siempre por la renta variable, española y americana. Si bien es cierto que l interés por los activos de riesgo ha tenido una ligera variación sustancial. En 2015 los inversores españoles más interesados en acciones del Ibex y en los últimos meses estamos viendo un mayor interés por acciones del continuo. Amper, Aperam…compañías de pequeña y mediana capitalización que son más volátiles. También productos apalancados, futuros…pero los datos pueden estar viciados porque estamos implementando nuevos productos como los futuros americanos de CME…entonces cuando introduces nuevos productos la negociación sube.

El inversor español es muy local, le gusta mucho el Ibex y las acciones que conoce. Siempre notamos que cuando hay una noticia hay un incremento directo en la negociación.

Es un accionista muy local y muy conservador. Es un entorno en el que los tipos de interés están bajos a razón de unos bancos centrales que siguen inyectando dinero. ¿El inversor español está concienciado de que tiene que dar un paso en la escala de riesgo?

A medio camino. El inversor español apenas opera en corto, que siempre está asociado a una escala mayor de riesgo. La última vez que miré los datos nuestras posiciones cortas eran un 1%. De la negociación en España, más del 60% se iba al Ibex, el resto se iba al continuo. Con lo que es un perfil más conservador. Una conclusión a la que llegamos en DEGIRO sobre todo al ver la cantidad de operaciones apalancadas y en corto. La gran mayoría opera sin apalancamiento y del lado largo y e compañías de gran capitalización.

En las últimas semanas ha vuelto el debate de los EFT. Van a dejar de tributar como acciones y tributarán como fondos de inversión. ¿Cómo prevéis que se lo tome el inversor española? ¿Habrá un incremento en la negociación viendo que la fiscalidad puede ser más favorable?

Sería algo muy positivo que el interés por los ETFs en España aumentase. En España hasta esta última consulta de la Dirección general de tributos, los ETFs tributaban como acciones. Ahora es posible que coticen con las ventajas fiscales de los fondos de inversión, principalmente el diferimiento de los impuestos cuando se realiza un traspaso. A nosotros esta nueva normativa nos interesa mucho implementarla e informar a los inversores sobre este producto.

Lo que notamos es que los inversores españoles diversificaban muy poco. El inversor español suele poner todos los huevos en la misma cesta y notamos que el ETF es un producto perfecto para diversificar. Puedes seguir al mercado, seguir compañías de distintos sectores y a costes más bajos. Lo que hicimos para ayudar a los inversores es poner los 700 ETFs más negociados del mundo sin comisiones. Ayudamos a los inversores a  diversificar su cartera y ofrecemos un ventana al ahorrador porque si un ahorrador hace aportaciones mensuales con un ETF, aunque la comisión sea baja perjudica su rentaiblidad Poniendo ETF gratis favorecemos que sea un producto de ahorro.

Vuelve también el eterno debate de gestión pasiva vs gestión activa. las rentabilidades favorecen la  gestión pasiva precisamente por las comisiones que en muchos casos se comen las escasas rentabilidad que pueden ofrecer los fondos de inversión. ¿Creen que habrá un incremento de la gestión pasiva?

Será algo muy positivo que incremente la negociación y sobre todo el conocimiento de los inversores porque muchas veces el inversor de fondos es poco cualificado con poca información financiera que compra el fondo que le recomienda. El ETF permite invertir donde quieres porque permite seguir al mercado. En cierta manera puedes controlar dónde quieres invertir.