Según los últimos datos de Inverco, los del mes de septiembre, los fondos de inversión incrementaron su patrimonio hasta los 270.153 millones de euros, cerca de máximos de mediados de 2018. ¿Cómo valora estas cifras?

Muy positivamente. Alguien como yo al que le encanta los fondos de inversión desde siempre, como instrumento creo que es un instrumento excelente a la hora de invertir parte de nuestros ahorros puesto que se complementa con otros productos. Que haya incrementado el patrimonio, creo que es una dinámica que creo que es positiva y que no creo que sea un dato aislado, sino que vendrán otros también positivos, por el actual entorno de bajos tipos de interés. La noticia tiene una lectura sin duda alguna fantástica. Ahora bien, por poner un poco el punto crítico, ¿se estará recomendando el producto adecuado al inversor? ¿O se está colocando? Digo esto porque muchas veces las propias entidades financieras, viendo lo poco que ganan con un cliente teniendo el dinero en un depósito bancario están presionando a su clientela para que suscriba fondos de inversión. No me gustaría que ese incremento de ese patrimonio se debiera solamente a prácticas comerciales, sino que realmente atrajera al inversor. Que les sedujera porque es un buen producto de inversión.

Si seguimos analizando los mismos datos, la renta fija es la categoría de inversión con un mayor crecimiento, un 23% en lo que va de 2019, ¿cómo se explica este incremento?

Se explica por varios motivos. El primer lugar el perfil de riesgo medio del español. Suele ser un perfil medio conservador/moderado. Con lo cual va a optar hacia productos más defensivos. Aunque de nuevo queda en el aire, ¿es lo más defensivo la renta fija con los tipos de interés en los niveles que están ahora mismo? Dicho esto, es lógico por el perfil de riesgo del inversor. En segundo lugar, porque la mayor parte del dinero que está yendo hacia fondos de inversión, precisamente viene de depósitos bancarios, con lo cual, el inversor está menos predispuesto a invertir una parte del dinero que procede de cuantas de efectivos, depósitos bancarios… en fondos mixtos o fondos de bolsa y sí más bien hacia fondos de renta fija. Tercer motivo, muchas entidades financieras viendo que el dinero que está inmovilizado en efectivo, en cuentas de ahorro, les cuesta, son las reglas que están establecidas ahora mismo por parte del BCE, con lo cual invitan, llamémoslo así, invitan a los partícipes a que suscriban un fondo de inversión. El pasado año, también invitaron a muchos inversores a hacer esto mismo, pasar de depósitos a fondos. Muchos de ellos, las entidades financieras, invitaron hacia mixtos o hacia productos de bolsa y el año pasado no tuvimos un año tan bueno en comportamiento de fondos de inversión como está siendo este 2019. Con lo cual, algo de miedo sí hay en las redes a la hora de ofrecer este producto. Con lo cual, hacia renta fija. Y luego, el último factor, hablando de miedo, muchas veces se habla de la burbuja en bolsa. No creo que haya una burbuja en bolsa, lo que hay es una burbuja en renta fija como la copa de un pino. Hay mucho pánico a que haya una recesión inminente en los mercados financieros. Muchos inversores buscan refugio permanente en renta fija. Eso ha hecho que veamos como la rentabilidad de los bonos ha caído y el precio de los bonos ha subido. Eso es fantástico, el inversor en deuda ha visto ganar dinero. Pero creo que hay ahí una burbuja de miedo, en el sentido de anticiparse a una situación que llegará, claro que llegará a producirse una situación de desaceleración más fuerte, incluso recesión, porque estamos en momentos cíclicos, pero de ahí a que se haya vendido tanto miedo que va a venir, evidentemente eso también ha supuesto que muchos inversores se hayan refugiado en renta fija. Creo que esa es otra de las explicaciones que hay detrás. Ver cómo los fondos de renta fija han atraído a tantos inversores, precisamente por ese miedo a una recesión económica al calor de los datos macroeconómicos que íbamos conociendo, sobre todo en la Unión Europea.

En un entorno de incertidumbre geopolítica, bajo crecimiento económico, tipos bajos… ¿se pueden buscar alternativas en los fondos de inversión?

Claro. siempre las hay. Un reto es una oportunidad. Uno puede quedarse en ese muro de preocupaciones, que se convierte en un muro de lamentaciones. Otros inversores, bien asesorados, o con mucha experiencia, pueden detectar oportunidades de inversión. Claro que hay retos, claro que hay ruido político. Acabamos de celebrar el día de la educación financiera. Necesitamos mucha mayor educación financiera, pero en paralelo también mejor comunicación por parte de los profesionales que nos dedicamos al sector financiero para explicar cómo funciona un producto. Ser más transparentes. Oportunidades, las hay. Todavía en los mercados de deuda, siendo muy selectivos. Aquí hablaría más de gestión activa, más gestión flexible a la hora de invertir en mercados de deuda porque ya no todo vale. Creo que hay que ser muy selectivos porque, si no podemos encontrarnos con fondos de inversión que no tardando mucho den susto en la renta fija. En la renta fija se puede perder dinero. Eso es muy importante que se entienda. En la parte de renta variable, en un mundo en el que hay bajos crecimientos económicos, hay un entorno de desinflación pero donde hay expectativas en que los bancos centrales puedan seguir generando efectos balsámicos para los mercados de capitales, probabilidades de que el algún momento dado la propia Alemania aplique políticas fiscales expansivas. No es descartable, viendo los datos de producción industrial, que aunque en el mes de agosto ha sido mejor de lo que se esperaba, en tasa interanual sigue siendo negativa. Políticamente no está en su mejor momento. Que la locomotora de la UE esté en dificultades, creo que está más cerca de un país que sí tiene capacidad de aplicar políticas fiscales expansivas quizá en un momento determinado dar un paso adelante. Eso generaría oportunidades en invertir en renta variable europea. Algo que por cierto no vendría muy bien a la deuda, puesto que si hay política fiscal expansiva, a la renta fija le vendría mal. Veríamos repunte en los tipos de interés, caídas en los precios. Pueden venir sustos de ese lado. DE la parte americana, todo lo que es revolución industrial o tecnológica creo que es interesante. Hay muchos retos pero, con buena educación financiera y bien asesorados, creo que se pueden vencer. No quedarnos en el muro de las lamentaciones sino en el de las oportunidades.

Precisamente en este entorno de tipos bajos, ¿cómo valora la inversión basada en los dividendos? ¿A través de que fondos se podría aprovechar?

Ahí hay una idea sensacional. Creo que es una idea que está funcionando, que llevamos tiempo recomendando. Estamos recomendando productos que invierten en compañías, acciones de compañía con dividendo sostenibles. No hoy lo pago, mañana no. Y en paralelo, apostar por todo lo que son sectores punteros de generación de valor, como puede ser la tecnología. Muchas veces los dividendos no están donde está la tecnología. Dicho esto, me parece una idea muy interesante, siempre y cuando sean dividendos sostenibles. Estamos recomendando fondos globales de renta variable internacional que invierten en acciones de dividendo y los estamos encontrando en gestoras como Degroof Petercam, tienen un fondo de inversión de dividendo muy interesante a la hora de invertir  a nivel mundial. En Banco de Luxemburgo, hay un fondo de dividendo, muy peculiar porque no solo es barato, sino que además no tiene sector financiero en cartera, me refiero en bancos. Con lo cual para quienes les asusten los bancos o no vean visibilidad de negocio a la hora de invertir en acciones, sí en cuanto a abonos. Por ejemplo la deuda subordinada creo que puede ser un sitio donde todavía podemos encontrar valor a la hora de invertir en deuda europea. Deuda europea subordinada de bancos, no tanto en acciones.  Pueden ser dos productos interesantes. Habría algunos más, Deutsche Bank… Hay muchas casas, tanto en gestión activa como en gestión indexada, en fondos puros de bolsa, que pueden aportar valor.

Luego, en mixtos, hay fondos mixtos para aquellos inversores menos dispuestos a asumir riesgos en la parte de renta variable, que creo que pueden ofrecer también valor. Gestoras como Nordea, Pictet, Tikehau, una boutique francesa, pueden ser casas que ahora mismo la parte de renta variable, están muy posicionados en acciones con buena rentabilidad por dividendo. Pero la clave es que sean sostenibles en el tiempo. Negocios que en un entorno de desaceleración económica aún generen flujos de caja y que sean una forma de retribuirlo al accionista que sigue confiando en esas compañías.

Especial Megatendencias de Inversión
El nuevo orden internacional vira hacia las megatendencias empresariales y de inversión. Nunca antes un evento inesperado como ha sido la pandemia ha modificado tan rápidamente los criterios de inversión.

Si tuviera que hacer una cartera en este momento, teniendo en cuenta el perfil medio del inversor español, ¿Cuáles serían los fondos seleccionados?

Pregunta complicada porque me gustan muchos, de verdad. Y eso que no me gusta enamorar de los fondos de inversión, pero hay productos que realmente merecen la pena. La parte más defensiva, casi de liquidez, lo que haría sería utilizar dos tipos de fondos. Uno, renta fija corporativa europea de corto plazo. Creo que ahí hay productos de gestoras como son Muzinich, Evli, una gestora nórdica, o también, sin duda alguna duda, Nordea, otra casa también del norte de Europa que tienen productos muy interesantes para ese segmento de deuda corporativa europea. También para esa casi liquidez, con una visión más global, utilizaría fondos de Fidelity o de gestión indexada de Vanguard, productos que inviertan a corto plazo con una visión global. Deuda americana y deuda europea de corto plazo. En la parte americana pública y privada corporativa. En la parte europea me quedaría solo con la parte corporativa.

La renta fija, para la parte más defensiva, renta fija flexible me encanta Buy&Hold, con su renta fija flexible. Me encanta el producto de Amiral, el Sextant Bond Picking. O Vontobel, con su TwentyFour. Creo que son productos de renta fija flexible muy interesantes.

Si damos el siguiente paso, en retorno absoluto la gestora española Dunas tiene dos productos muy interesantes, tanto 'El Valor Prudente' como 'El Valor Equilibrio'. EL equipo de análisis es fantástico y creo que pueden aportar mucho valor en esos vehículos. Vehículos muy baratos que se saben mover en un entorno complicado como puede ser este, con mucho ruido.

Si damos el siguiente paso, que pueden ser los mixtos, me quedaría con los que asuman los menores riesgos posibles en la parte de deuda y en la parte de bolsa negocios con visibilidad y dividendo. Antes decía Nordea, Tikehau, Pictet… pero por ejemplo, Eurizon, una gestora italiana, que tiene un producto muy interesante en esa categoría.

En la parte de renta variable, globales, de bolsa, acompañados de renta variable norteamericana, bolsa europea. Viene muy tapada y estamos viendo cómo está haciéndolo mejor, a pesar de los malos datos macroeconómicos.

Y luego determinados fondos temáticos. No me gusta hablar de modas, pero hay productos temáticos que pueden aportar valor tanto hoy como a futuro para intentar aprovechar grandes temas como la longevidad, el cambio climático, la revolución robótica, etc. Es verdad que han subido mucho muchas de esas compañías, pero mirando hacia adelante creo que realmente pueden aportar valor.

 

 

Próximos Webinarios gratuitos

Estrategias de Inversión realiza 4 webinarios nuevos para los usuarios de Estrategias de Inversión. Aprende a poner un Stop, valores que más nos gustan en la bolsa, Indicadores Técnicos.

¡No te lo puedes perder!

Descubrelos pinchando aquí. 

 

 

Pide información