Borja López-Mancisidor, Ventas Institucional de Capital Strategies, habla sobre la posibilidad de tomar posiciones en procesos de fusiones o adquisiciones a través de fondos de inversión.
 
Primero de todo, por hacer un esquema sobre cómo se encuentra la situación actual, ¿cree que las últimas caídas que ha generado el Brexit en la renta variable europea han creado oportunidades de entrada?
 

Hablando de fusiones o adquisiciones el entorno y el marco sigue siendo bastante fantástico. Seguimos viendo muchas operaciones. Eso tiene que ver con el crecimiento. Con un crecimiento parco no solo a nivel países sino a nivel empresas. Cómo crecer en beneficios. Comprar en una empresa es mucho más fácil que crecer orgánicamente. Eso si además lo unes con que hay mucha liquidez en las cajas de compañías y que el coste de la financiación es bajo estamos viendo mucha actividad.
 
Otro de los asuntos importantes en los meses que están por venir son las elecciones de Estados Unidos. ¿Están posicionando su cartera de alguna forma para protegerse ante posibles eventos que generen más volatilidad?
 
Invertir en fusiones o adquisiciones está bastante descorrelacionado de lo que son los picos de volatilidad. Al final hay que entender que cuando una empresa como Linkedin o en su día Jazztel va a ser comprada a un precio anunciado la compañía se vuelve muy inelástica de lo que es el mercado. Es decir, su único objetivo es que dentro de dos o tres meses la operación se lleve a cabo, se cierre el acuerdo, con lo cual lo que haga la bolsa por el camino no tiene tanta correlación como vemos en otras estrategias. En el Brexit por ejemplo desde Capital Strategies representamos un fondo de inversión que se llama GAMCO Merger Abritrage, que es un fondo conservador dentro de lo que son fusiones o adquisiciones. Si eliminas el concepto divisa, con lo cual la libra no te hace daño, y te aseguras que las operaciones británicas sean operaciones estratégicas. A todo el mundo le suena que AB Inveb está intentando comprar SAB Miller. Una operación estratégica no se deja influenciar por lo que vaya a pasar en el Brexit o en una divisa porque es una operación que sea a 30 o 40 años vista. En el caso de EEUU no importa quién gobierne dentro de unos meses, va a seguir habiendo mucha operación corporativa sobre todo en ese nicho de compañía mediana americana que es donde vemos mucha actividad y donde el fondo de GAMCO tiene un 70% de la cartera. A lo mejor un candidato puede ser más proteccionista que otro. Eso puede tener influencias quizá en las operaciones internacionales. Menos actores chinos o europeos intentando comprar en EEUU como estamos viendo actualmente.
 
Una de sus filosofías de inversión es la de aprovecharse de movimientos de fusiones o adquisiciones corporativas. ¿Dónde han visto oportunidades en este sentido en los últimos meses?
 
Depende mucho del enfoque de cómo gestiones un fondo de fusiones o adquisiciones. La gente de GAMCO elimina el concepto especulativo. Es decir, solo se invierte en operaciones ya anunciadas, y cuando una operación se anuncia se analiza si quieres entrar o no. Eso no hace que elijas un mercado o un sector donde quieras estar presente. Analizas ahora mismo una paleta enorme de operaciones disponibles y en función de la valoración, el riesgo regulatorio, temas de financiación (si es una operación que tiene apalancamiento)… Es decir, se tienen que reunir una serie de condiciones para pensar que eso vaya a salir adelante. Que eso es verdaderamente el único riesgo. El activo ahora mismo de todos los accionistas de Linkedin es que realmente Microsoft la compre dentro de uno o dos meses al precio acordado. Eso significa que hay oportunidades de inversión en mercados revueltos porque cuando anuncian que Linkedin va a ser comprada pega una subida enorme en bolsa. No estamos en estrategia aquí. Aquí entramos cuando ya está anunciada esa compra para capturar esa prima con la que va a cotizar la compañía durante unos meses.
 
¿También han visto alguna oportunidad en España dentro de este campo?
 
Al tratarse dentro de un fondo global, operaciones como por ejemplo la de Gamesa con Siemens está encima de la mesa estudiándose. En su día Jazztel fue una operación que entra en juego. Hemos leído últimamente que España está ganando posiciones en un hipotético ránking de fusiones o adquisiciones. Es un mercado que está en una actividad brutal. Creo que en el primer trimestre estamos en 14.000 millones de dólares a nivel global y aunque no estamos al ritmo de 2015, que fue el máximo número de operaciones está creciendo mucho después del arranque de año donde la gente estaba un poco más escéptica a ver qué pasaba con el mercado.
 
¿Cuál es la filosofía en general de la compañía para tomar posiciones?
 
Eso depende del enfoque que le quieras dar. Un fondo como el GAMCO Merger Arbitrage intenta siempre entender cuánto puede perder con cada posición que toma. Al final si la fusión de Linkedin con Microsoft no sale adelante, Linkedin sufrirá en bolsa. Entonces la filosofía es primero entrar en operaciones que crees que salen adelante, lo cual implica abogados o expertos en impuestos. A partir de ahí tener una cartera diversificada. Es decir, tener 50 o 60 operaciones distintas. Intentar minimizar el daño. Y en este fondo que nos ocupa no apalancarse porque no por querer obtener más rentabilidad si presentas una estrategia conservadora apalancamiento y concentración son conceptos que intentan quedarse fuera.
 
¿Dónde están poniendo el radar actualmente? ¿En qué tipo de sectores o empresas?
 
El 70% de las operaciones son americanas a día de hoy. Hablamos de la compañía que va a ser comprada. Es decir, aunque haya una compañía como Bayer que intenta comprar Monsanto, una compañía americana, hablamos de esa compañía americana que es lo que realmente incorporamos a cartera. Es esa compañía la que está a una distancia y hay un spread que capturar. El 70% sería operación americana con un enfoque de pequeña y mediana compañía donde esta gestora tiene un conocimiento enorme después de estar 40 años con EEUU con enfoque value. Pero Europa va tomando protagonismo porque sobre todo estamos viendo que está habiendo mucha más operación internacional que hace muchos años. Asiáticos intentando comprar compañías en mercados desarrollados o incluso europeos comprando compañías americanas. Entonces a nivel sectorial, el sector pharma está siendo el que está en el ojo del huracán en los últimos meses. Ha habido medidas proteccionistas en EEUU, bastante polémica fiscal por compañías que querían por ejemplo dejar de tributar en EEUU para tributar en Irlanda, y eso a las arcas públicas implica un impacto importante. Una vez más si tienes poca presencia en sectores que ves más arriesgados por un tema en este caso de regulación, intentarás tener muy diversificado sector agroalimentario, químico, automoción… Al final las oportunidades te las brindan las compañías.