Con la incorporación de las plataformas tecno-financieras o Fintech, se posibilita una nueva forma de invertir sin tener que pasar por ningún banco. Se constituye como una forma ágil y sencilla de invertir tus ahorros en similares condiciones que un banquero y desde casa; potenciando la rentabilidad de los mismos, a través de lo denominado Crowdlending.

El crowdlending es una alternativa financiera que actualmente está captando más y más inversores en nuestro país y que contribuye a la financiación directa de empresas nacionales. Con esta forma innovadora de invertir, el inversor conoce cuál es la empresa a la que se destinan sus ahorros y sobre la que va a contribuir al desarrollo de sus proyectos y expectativas, creando una sensación de satisfacción por conocer el fin sobre el que destina su dinero.

Además, existen inversiones garantizadas por Sociedades de Garantía Recíproca que arrojan rentabilidades del 2% + Euríbor, porcentaje considerablemente por encima que lo ofrecido por otros activos financieros. Uno de los productos estrella encuadrados dentro de estos activos de inversión son los depósitos bancarios. A pesar de tener rentabilidades inferiores al 0.1%, el volumen de dinero en ellos es muy elevado si bien esta cifra se ha reducido en los últimos cinco años, casi un 50%.

¿Depósitos bancarios o inversiones en préstamos garantizados por SGR?

Es importante matizar que la inversión en préstamos garantizados por SGR, no es un depósito bancario por lo que no cuentan con la garantía del Fondo de Garantía de Depósitos con la que cuentan los depósitos. La inversión es garantizada por las SGR (Sociedades de Garantía Recíproca) que a su vez son reavaladas por CERSA (Compañía Española de Reafianzamiento) y por último, por el FEI (Fondo Europeo de Inversiones). Este robusto sistema de seguridad ha sido calificado por el Banco de España como “operaciones sin riesgo apreciable “ (Circular 4/2016, punto 83F).

Es importante mencionar que estos préstamos garantizados por SGR son ofertados únicamente por la plataforma MytripleA .

En esta comparativa anual de rentabilidades de ambos productos, se pueden observar grandes diferencias. El depósito bancario presenta tipos más reducidos, entorno al 0.08%, mientras que la inversión en préstamos garantizados por SGR permanece constante al 2% y con la posibilidad de aumentar en función del Euríbor. Conforme aumente este indicador la rentabilidad se incrementará en la misma proporción.

Si quieres infórmate más de cómo invertir en esta alternativa, puedes descargarte esta Guía para invertir que MytripleA ha desarrollado donde podrás resolver todas tus posibles dudas.