Los países europeos y EEUU se enfrentan a una segunda ola de coronavirus que pone en peligro la recuperación económica. ¿Se enfrentan a una situación similar los países emergentes?
 Sí, pero como es un entorno tan diverso depende de dónde se vaya. En Asia ha habido menos incidencia desde hace meses pero también tienes países con una incidencia muy alta como Brasil, México o Chile y en países europeos como la República Checa. En general, esperamos una caída de la actividad económica en el último trimestre relacionada con el entorno macro en los países desarrollados y se está empezando a ver en los high frecuency indicators que vemos en todas partes, sobre todo en Latinoamérica pero también en Asia. 
 

En un entorno de elevada volatilidad en los mercados, y siendo la renta fija un activo siempre relacionado con el riesgo, ¿Cómo se está comportando en estos momentos?
Muy bien el ratio retorno – rendimiento – volatilidad, es mejor, desde hace años, que la bolsa. Tanto la renta fija emergente como su principal competidor, el high yield, global, están prácticamente entre el 0-4% de ganancias en el año y normalmente se desconoce que el 64% de la renta fija es investment grade e incluso la parte de high yield está entre el 0/-3% con lo que el ratio rentabilidad – volatilidad  ha sido espectacular este año además sde que las tasas de defaults se han mantenido increíblemente bien. 
 

Especial Megatendencias de Inversión
El nuevo orden internacional vira hacia las megatendencias empresariales y de inversión. Descubre el futuro para los inversores.

¿Se han producido movimientos en la renta fija emergente con los últimos mensajes emitidos por los grandes bancos centrales?
Sí, mercados emergentes es parte de la zona “macro dólar” y es el 14% de la deuda emitida en dólares en el mundo. Evidentemente lo que hace la FED tiene un impacto considerable desde que cambió a un esquema monetario de “inflation targeting” a lo largo del ciclo empezó una subida de la pendiente de la curva del Tesoro Americano y eso afecta bastante a mercados emergentes, sobre todo a la parte Investment Grade que tiene una duración considerable. 
Nosotros a través de estrategias conservadoras, desde el punto de vista de duración y moviéndonos a lo largo de la curva de crédito, monitorizamos lo que creemos que va a continuar: un empinamiento de la curva , sobre todo teniendo en cuenta que probablemente haya un paquete fiscal muy grande en EEUU en próximos meses. 
 

Gestiona el TREA EM Credit Opportunities, ¿cómo se está comportando el fondo en la última parte del año?
Ha tenido un rendimiento excelente. A partir de septiembre fuimos más conservadores, lo que nos ha ayudado a batir a todos los índices agregados de mercados emergentes que seguimos. Ahora tenemos que asegurar los rendimientos hasta final de año pero estamos contentos con lo que hemos conseguido. 
 

Dentro de los activos en cartera, ¿cuáles están aportando una mayor rentabilidad al fondo?
Dentro del fondo hacemos varias estrategias. Algunas veces somos más oportunistas y otras buscamos activos que estén infravalorados o que tengan descuento excesivo. Donde más éxito hemos tenido has sido en soberanos de beta alta, sobre todo en África (Angola, es uno de los países que mejor ha estado), en corporativos del Este de Europa y sobre todo en Ucrania , donde tuvimos un buen comportamiento en los últimos tres meses y luego ya son más estrategias oportunistas. Hemos tenido buenas estrategias en cuasi soberanos como Pemex, Petrobras donde se hace más trading intentando buscar las entradas y hemos tenido éxito con grandes productores de petroquímicos y de pulpa de papel latinoamericanos, que estaban tirados de precio y nos ha dado bastante rendimiento. 
 

Las bolsas se la juegan.

El Rally de fin de año y rotación de sectores , las bolsas se la juegan en Diciembre y Enero.

El FMI prevé un rebote del crecimiento mundial del 5,2% en 2021 y del 4,2% para 2022. Según sus estimaciones, el PIB de las economías avanzadas se elevaría un 3,9% el próximo año y un 2,9% en 2022 y, dentro de éste, la zona euro repuntaría un 5,2% y un 3,1% en línea con lo que haría EEUU. No se puede prever con exactitud si los crecimientos del próximo año rondarán estas cifras, pero traerán consecuencias.

Los movimientos corporativos, la evolución de las divisas y las politicas de los bancos centrales moverán y mucho los mercados, ya que los inversores institucionales van a rotar carteras hacia sectores con más potencial y menos riesgo.

Descúbrelo aquí