¿Qué supone para FacePhi esta incursión en un nuevo sector?

Para nosotros es muy importante entrar en nuevos sectores porque hemos estado muchísimos años enfocados en la banca. Es una decisión que tomamos de forma estratégica y consciente porque sabíamos que la tecnología en banca es el sector con mayores niveles de seguridad. A partir de ahí, teníamos claro que podíamos extenderlo a muchísimos otros sectores, como hemos hecho este año pasado con eventos deportivos, aerolíneas, transporte, etc.

En este caso, para nosotros es una industria muy importante porque la movilidad compartida tiene cada vez mayor demanda y es una alternativa que, a día de hoy, es una realidad para moverse dentro de las ciudades de una manera eficiente y sostenible.

Por tanto, es un sector de muy amplio potencial y viene a demostrar lo que veníamos diciendo, que tanto la parte de biometría facial como los servicios de onboarding digital tienen múltiples usos, se pueden utilizar en distintas industrias, y nos abre las puertas para seguir avanzando en los usos de nuestra tecnología en distintos sectores.

Esto también proporciona al usuario una manera mucho más ágil, dinámica y segura de interactuar de manera digital ya sea abriéndose una cuenta de pago, haciendo pagos con tarjeta o utilizando vehículos compartidos, bien sea coches, patinetes o cualquier otro tipo de vehículo.

¿Cuál es el objetivo de FacePhi con este acuerdo? ¿De qué trata?

El objetivo que tenemos con esto, más allá de dar el paso a una nueva industria, es permitir que los usuarios se den de alta dentro de la aplicación y accedan a todos los servicios que WiBLE les facilita, es decir, que les facilite el proceso de realquilar estos coches.

Para nosotros es importante por varias cosas, lo primero, porque entramos en una nueva industria y demostramos un nuevo caso de uso. Por otro lado, esta es una industria que nos permite avanzar dentro de nuestra visión de tecnologías que ayuden también a mejorar el medioambiente y modelos tecnológicos sostenibles porque facilita el compartir coche que, sobre todo, en las grandes ciudades es crítico y es en lo que se enfoca WiBLE como modelo de negocio, esa posibilidad de no tener coche, sino compartirlo.

Para nosotros el objetivo es doble: entrar en una nueva industria, permitir un nuevo caso de uso, demostrar que la tecnología se puede utilizar para múltiples cosas y, al mismo tiempo, la posibilidad de hacerlo mejorando el medioambiente.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Lo que viene a hacer la tecnología es permitir eso, que el usuario interactúe digitalmente con WiBLE, tanto para abrir su cuenta dentro de sus servicios como para alquilar los coches o cualquier tipo de interacción que tenga que tener con la empresa, hacerlo de forma más segura y rápida. De esta manera, WiBLE sabe que la persona que coge el coche es quién dice ser y el usuario lo hace de una forma más eficiente.

¿Por qué WiBLE?

Porque es una de las compañías líderes en España en el sector de la movilidad compartida. Además, es una empresa que venía de la mano de empresas como Repsol o Kia y, lógicamente, el respaldo que tenía la empresa era muy importante.

Asimismo, en Madrid es la empresa que más vehículos instalados tienen, estamos hablando de que es la solución de referencia en Madrid, tienen alrededor de 500 vehículos solo en la Comunidad de Madrid y más de 200.000 usuarios registrados con más de 2 millones de viajes.

Para nosotros era importante hacerlo con el líder del sector porque nos permite aprender mucho del caso de uso y tener ese cliente como referencia dentro del sector para ir extendiendo a otras empresas similares como pueden ser patinetes, bicicletas, motos… Es decir, nos permite tener un nombre de referencia para entrar en otros clientes del mismo sector y WiBLE nos parecía la apuesta segura.

¿Algún nuevo sector a la vista?

Lo que nos planteábamos desde la empresa era el probarnos y hacernos líderes en un sector, en el más complicado o de mayores niveles de seguridad como es el financiero. Desde el año pasado hemos estado trabajando en abrir nuevos sectores y se ha visto reflejado.

Ahora mismo estamos trabajando en nuevas industrias, no tenemos de momento nada que podamos contar porque aún no podemos, pero seguimos trabajando en abrir nuevas industrias, más casos de uso y, en definitiva, cada vez más las interacciones digitales entre usuarios y empresas estén securizadas por biometrías y en procesos más ágiles y fáciles para el usuario.