En el momento actual las variables macroeconómicas norteamericanas observadas no dejan entrever ninguna evidencia de que la actual fase de expansión del ciclo económico en la que nos encontramos desde junio 2009 -de acuerdo con la NBER (National Bureau of Economic Research)- muestra algún signo de agotamiento, pues las principales variables relacionadas con el mercado laboral aún no exhiben ningún elemento indiciario negativo para la economía de EE.UU. como serían las peticiones semanales de subsidio de desempleo que muestran una tendencia decreciente ininterrumpida desde marzo 2009:

Peticiones semanales de subsidio de desempleo (EE.UU.)

uno

o también la creación neta de empleo (“Change in Nonfarm Payrolls”) que se puede observar en el siguiente histograma:

Creación –histograma verde– (o destrucción –histograma rojo–  ) neta de empleo (EE.UU.)

2

Pensando en el más largo plazo y no sólo en el actual ciclo económico, el análisis desde una perspectiva técnica de la serie mensual del índice S&P 500 desde 1927 nos permite observar un comportamiento cíclico y una alternancia del mismo que constituye una pauta de comportamiento reconocible e identificable que de acuerdo al mismo debería favorecer una continuidad de la tendencia alcista hasta diciembre de 2032, siempre bajo la hipótesis de que la historia continuará repitiéndose.

Esto no debe entenderse o interpretarse necesariamente como que el actual movimiento alcista persistirá de manera lineal o exponencial hasta ese instante en el tiempo, sino que podría estar intercalado como ocurriera entre 1942 y los 1966 (24 años) y 1974 y 1998 (24 años), de pequeños periodos laterales o bajistas de una duración limitada a 2-3 años o un crash de corta duración como ocurriera en octubre de 1987.

Índice S&P 500 (serie mensual)

3

Índice S&P 500 (serie mensual)

4