En un momento en el que Europa está pasando por cierta estabilización tras las elecciones de Francia, Leonardo López, responsable de España y Latam de ODDO BHF visita el plató de la Bolsa de Madrid para habar de las oportunidades de mercado a través del Oddo Génération.

Todas las recomendaciones están para la renta variable europea de 2017. ¿Será el año realmente de la renta variable europea?

Creo que por fin sí, que tiene que ser el año de la renta variable europea. Algo ha cambiado el panorama. Por primera vez en muchos años estamos en una situación de crecimiento global positivo sincronizado. Mirando la Eurozona nuevamente Alemania está creciendo. El consumidor alemán está gastando por primera vez. En Francia se está revisando al alza el crecimiento ligeramente. En Italia incluso un poco al alza, pero también. Por tanto, revisiones. Luego el riesgo que había en Europa era el riesgo político. Parece que eso según van avanzando los meses se va disipando y por fin el foco se puede poner en los fundamentales y por eso pensamos que puede ser un buen año para Europa. Todos los datos son positivos.

Pero no solo nos quedamos en eso, nosotros nos reunimos con todas las compañías en las que invertimos, y los mensajes que estamos recibiendo de todas ellas son claros. Ven que hay crecimiento de demanda, están en modo de inversión y en modo de contratación, lo cual es todo bueno y general para el mercado europeo. La macro es viento de cola para la bolsa europea y como decía los fundamentales son buenos. Tal vez las valoraciones no sean tan atractivas como nos gustaría, no podemos decir que están baratas para nada, y un cambio son los beneficios. Por fin comienza a haber beneficios. El crecimiento de beneficios esperado es positivo y revisándose al alza, con lo cual un nuevo empuje. Otro hecho que nos hace ser positivo es un tema técnico que es el tema de los flujos. Venimos de salidas masivas de bolsa europea, por parte de inversor institucional el año pasado. Empieza a haber esas entradas y creemos que este flujo de vuelta tal vez por los años alcistas que lleva el mercado americano vaya a volver a Europa y va a ser un soporte añadido.

El riesgo político se ha disipado en cierto modo. La victoria de Macron da un poco de soporte general a Europa. Ustedes tienen un fondo que es Oddo Génération , que por esa selección de compañías tienen más exposición a Francia. ¿Se ha disipado todo el riesgo político y esto puede dar más estabilidad a la Eurozona?

Como bien dices es un fondo que seleccionamos compañías sin importarnos en dónde estén domiciliadas, lo que nos importa es que sean buenas compañías, pero lo que ocurre es que una parte importante de la cartera está domiciliada en Francia. Sin duda es importante para los mercados que Macron sea el presidente de la república es bueno, se han calmado las dudas que había, y encima es un candidato que traía un mensaje bastante pro mercado. Es un candidato que había prometido bajar los impuestos a las empresas. Un candidato que había prometido mejorar los impuestos a las familias. Todo eso en general es bueno para la economía francesa y luego una vez que ha sido elegido presidente ha dado muchos mensajes de construcción europea, lo cual es bueno para la bolsa europea. Con lo cual si el riesgo político amaina, creemos que es oportunidad para estar en Francia también.

 

 

El fondo se dedica a la selección propia de las compañías. ¿Dónde están viendo las oportunidades ahora mismo?

Hablábamos antes de las valoraciones y decía que no estaban tan baratas en Europa, pero en relativo pueden ser atractivas con respecto a otras áreas. En Europa vemos algo más de valor por valoraciones en aquellas en las pequeñas y medianas compañías. Los PER que podemos ver igual están en una media de 10, cuando históricamente habían estado en 15, con lo cual hay un upside mucho mayor. El potencial de crecimiento de beneficios es algo mayor. Con lo cual vemos algo más de valor en relativo a las pequeñas y medianas frente a las grandes compañías. Luego en cuanto a exposición nosotros tradicionalmente para nuestras principales carteras nos gustan compañías que no dependan tanto de sus economías domésticas en relación a compañías con exposición internacional. Por tanto, aquí no hemos cambiado nuestro posicionamiento y en este fondo mucho menos.

¿Cuál es la filosofía de este fondo?

Este fondo tiene tres pilares básicos de inversión y construcción de la cartera. 1) Busca compañías que tengan un grupo de accionistas sólidos y estables en el tiempo. En la mayoría de los casos esto ocurre con una familia, que está al frente o tiene el control de sta compañía. 2) Calidad de los fundamentales de esta compañía, balances fuertes…y 3) a modo de calidad es buscar compañías con criterios de inversión socialmente responsable (ESG) , poniendo mucho foco en la G- gobierno corporativo – y S, los recursos humanos. No es una elemento excluyente pero sí de calidad.

Es un fondo de renta variable con lo que el inversor que acceda a él tiene que asumir algo más de riesgo, ¿cuál es el perfil de inversor de este tipo de fondo?

Tiene que ser un inversor con un perfil arriesgado que quiera tener oportunidades en Europa pero ideal para aquellos que no quieran hacer la elección de si compañías domésticas o internacionales porque es un fondo de estilo balanceado que juega tanto pequeñas como medianas y grandes compañías de manera estructural a lo largo del tiempo. El 50% de la cartera está invertido en compañías de gran de capitalización y el otro 50% en medianas y pequeñas compañías.

El plazo que cubre el ciclo de inversión del fondo

Lo ideal es mirar horizontes de largos en compañías de carácter familiar porque habrá alineamiento de intereses con los accionistas, mirar las inversiones a largo plazo, con lo que por esos criterios el horizonte recomendado está en 3-5 años.

¿Cuál es la rentabilidad del fondo?

El año ha empezado muy bien para los mercados europeos, lleva un 14,5%, estamos batiendo al índice con claridad y si miramos a 3-5 años de media ha batido en 3-4% a la bolsa europea en general. Y esos resultados los ha conseguido con 1-2 puntos menos de volatilidad que la bolsa europea.