Sara Carbonell, relationship manager de CMC Markets, analiza la situación técnica del Ibex 35, ArcelorMittal, la libra, el petróleo y el oro. 

El Ibex 35 ataca hoy los 8.300 puntos. ¿Qué supone este nivel desde el punto de vista técnico?
Desde mi punto de vista personal, creo que aún estamos en un rebote. Desde un punto de vista técnico, en el medio plazo el nivel importante que debería superar el Ibex y cerrar por encima en velas semanales son los 8.500 puntos. El Ibex se está moviendo entre 7.950-8.500 puntos y estos son los niveles clave en el medio plazo. A partir de 8.500 puntos veríamos fortaleza y podríamos hablar de cambio de tendencia. Al final lo que más está afectando a los mercados este año es el tema del petróleo, que no se ha resulto. A esto hay que unirle la inestabilidad política de España, pensamos que sólo estamos en un rebote.
 
ArcelorMittal se revaloriza un 30% en este mes desde que marcara mínimos históricos a comienzos de febrero en 2,62 euros. Se acerca a los mínimos de diciembre. ¿Este movimiento es sólo rebote o hay señales de giro tras avanzar tanto?
Creo que técnicamente es como el Ibex. Tiene un nivel clave, que son los 3,50 euros, sobre el que debería cerrar y podríamos plantearnos otra cosa, pero es inevitable tener en cuenta su situación fundamental: los resultados de 2015 fueron ocho veces peores que los de un año antes, su facturación ha caído un 20%, va a hacer una ampliación de capital, ha suspendido dividendo… lo que pasa es que estamos en esos entornos en los que los mercados están sobredimensionando; cuando penalizan, penalizan mucho y, cuando premian, premian mucho. Además, en el sector del acero este año se prevé un descenso de la demanda del 3%, por lo que habría que ser prudente con ArcelorMittal. En el intradía, para quien pueda permitirse el riesgo, sí que se están dando movimientos que son oportunidad para hacer trading.


 
El Brent y el Crudo Ligero se mantienen por encima de los 30 dólares. ¿Alguna estrategia de trading?
Congelar producción a niveles de enero es hablar de 10 millones de barriles al día, muy próximo a los máximos que hubo en junio del año pasado, por lo que el efecto real que puede haber en el precio no puede ser tan impactante como estamos viendo en el precio de los futuros, futuros que, además, la mayoría no llegan a entrega, pues son expectativas. Tanto el Brent como el West Texas quizás sí han hecho suelo, pero el americano se mueve entre los 26,5 (suelo) y los 34 dólares. Si cierra por encima de 34 dólares, podríamos ver un repunte real. En el caso del Brent estos niveles se corresponden con los 30-35,50 dólares. Pero realmente, para hacer estrategias de trading, son niveles muy ajustados y quizás no compense la rentabilidad/riesgo. Hasta que no veamos reducción de la producción, no veremos que el precio sube, pues además, Irán apoya el acuerdo de congelación de demanda, pero acaba de entrar en el mercado y, encima, no se va a aumentar la demanda por parte de China.
 
El oro se acerca a los 1.200 dólares. ¿Crees que aguantará este soporte?
Es un nivel psicológico. Hoy hemos visto que el CFD de volatilidad ha tenido un descenso del 20% y  es cierto que estamos en un mes de febrero de algo más de tranquilidad, por lo que vemos descender los precios del oro. Pero no es relevante que cierre por debajo de 1.200 dólares porque, en cuanto veamos turbulencias, el mercado va a volver a acudir. Prueba de ello es que la mayor parte de las empresas británicas relacionadas con el oro están remontando en las últimas sesiones.

Además, el euro bund, que va muy correlacionado con el oro, el bund está en niveles de 164, lo que demuestra que el mercado lo sigue tomando como un activo refugio. Sí que podríamos estar en un periodo de más tranquilidad y que podría perder los 1.200 dólares, pero no es relevante porque hay mucha euforia en el mercado y, tenemos incertidumbre como el tema de Gran Bretaña, las políticas del BCE… que podrían hacer que le oro repuntara.

Para los inversores más especuladores de corto plazo, los traders, les podría generar oportunidades, pero no es descartable que continúen las alzas.
 
Boris Johnson, alcalde de Londres, se ha desmarcado del primer ministro David Cameron y ha pedido el voto por el Brexit. Esto está debilitando a la libra frente al euro y al dólar. ¿Qué niveles debemos vigilar en ambos pares?
La libra lleva depreciándose desde que comenzara el año. Por el momento, a los británicos les está viniendo bien porque la mayor parte de sus exportaciones son a países de la Unión Europea. Otra cosa es, si hay Brexit, las trabajas que la UE podría poner a estas exportaciones. La libra contra el euro va camino de los 1,27, lo que podría generar estrategias de trading con stop en 1,299-1,2930 porque, si rompe ese nivel al alza, podríamos decir que la depreciación se va frenando. Frente al dólar, se va camino de 1,365 y tendría que cerrar por encima de 1,467 para pensar que la depreciación no continuará. De todas formas, va a haber mucha volatilidad y lo lógico es que siga depreciándose.