El experto analiza el impacto que va a tener el brexit sobre las bolsas y cómo pueden afectar las decisiones de los bancos centrales en los próximos meses.
 
¿Cuáles serían los niveles a vigilar en el Ibex 35?
El BCE no va a cambiar mucho la situación. Nos hemos recuperado muy del brexit, es la verdad. Creo que hubo una sobrerreacción. Fue una sorpresa mayúscula. Yo estaba seguro de que no iba a ver brexit, así lo descontaba el mercado. Fue una sorpresa muy desagradable que se cobró una caída del 17%. Nos hemos recuperado muy rápido por tres factores. En primer lugar por el apoyo de Wall Street. También porque esa reacción pudo ser excesiva y el brexit es una amenaza a medio plazo. JP Morgan, por ejemplo ha dicho que para este año no espera un impacto en la economía, quedan dos años de camino y el brexit puede fomentar una acción de los bancos centrales con unas políticas más laxas todavía… Y en el cortísimo plazo pudo haber una sobrerreacción.
 
Creo que también nos ha ayudado mucho la reacción de la bolsa de Japón con seis sesiones al alza.
 
Más allá de esto no existe demasiado espacio para las subidas. Estos factores que he citado no forman estructura alcista muy sólida que nos vaya a llevar a las subidas en los próximos meses.
 
Podemos esperar que los máximos anuales vengan a coincidir con los niveles previos al brexit: 10.500 DAX o 9.200-9.300 del Ibex 35, que fueron los máximos en abril. Hay una estructura de doble techo bastante clara.
 
Creo que el brexit le ha podido restar entre un 5 y un 10% de potencial de subidas a las bolsas europeas en los próximos trimestres y que nos vamos a tener que conformar  con una tendencia de rango y más o menos en la parte alta de ese rango, en los niveles pre-brexit, podríamos aspirar a ver los máximos.
 
¿Son creíbles los máximos en Wall Street?  
El potencial de subidas en Wall Street también se agota, no lo vamos a ver en 2.300-2.400 puntos en el mes de diciembre. Bastante ha hecho Wall Street, yo tampoco lo esperaba. La superación de máximos históricos 10 días después del brexit era aventurado y se ha producido. Tenemos que agradecerle mucho a Wall Street y tampoco veo mucho más.
 
Creo que estos niveles también serán los máximos anuales que vamos a ver de Wall Street y tampoco veo mucho más. Eso no quiere decir que vayamos a tener una corrección, pero sí que digo que el espacio de subidas en Wall Street también está bastante agotado.
 
La próxima semana hay reunión de la Reserva Federal, ¿cree que puede hacer algo para mantener estos niveles?
 
No, yo creo que estos máximos ya descuentan que la política monetaria de la fED va a ser laxa. Si antes del brexit manejábamos dos subidas de aquí a finales de año, ahora mismo habrá una posiblemente en diciembre. Pero la que se planteaba en julio (o septiembre), el brexit ha hecho que desaparezca.
La economía ha tenido un muy buen desempeño. El último dato de empleo del mes de junio eliminó los fantasmas del anterior de mayo y se deshacen los temores. La situación con el empleo en EEUU se vuelve a estabilizar  con un ritmo de creación de empleo cercano a los 400.000 cada tres meses, pero el brexit elimina una subida de tipos este año.
 
¿El BCE podría tomar medidas adicionales este año por el brexit?
Creo que en la reunión de hoy no va a anunciar nuevas medidas, pero Mario Draghi en su discurso va a volver a abrir la puerta para que las haya. Esa puerta se cerró en la reunión de marzo, vino a decir que esto era todo.
 
Creo que hay tres posibilidades: hundir más aún la tasa de depósito para que le sigan apareciendo bonos que pueda comprar, alargar la duración del QE (ahora hasta marzo de 2017) y aumentar el tamaño de las compras. Sí podríamos ver novedades de aquí a finales de años en las dos primeras posibilidades.
 
¿Bajar más el tipo de interés?
Pasar a tipos nominales en negativo es un experimento y no estamos en una situación para hacerlo. El helicóptero sería la innovación más agresiva. Si los tipos negativos lo veo improbable el helicóptero no lo veo sobre la mesa.
 
¿Qué lectura hace de las cuentas de Bankinter?
No han sido gran cosa, pero la parte más positiva es el incremento del margen de intereses. En un contexto en el que la rentabilidad de los bancos europeos está cuestionada el ver que un banco mediano español consigue aumentar su margen de interés es positivo. La respuesta ha sido bastante tibia, pero es positivo que hayamos tenido esa mejora.
 
Bankinter es un banco que no se puede tomar como la vara de medir del sector. Se ha comportado mejor prácticamente en todas las variables en los últimos cinco años. El que Bankinter, que es el que menos riesgo tiene incremente su margen de intereses no quiere decir que el resto de bancos lo vaya a hacer.
 
¿Alguna estrategia para invertir en el verano?
Más que en el verano, de aquí a finales de año optaría por carteras dinámicas que en el momento en el que alcanzasen un beneficio y tocaran esos máximos de rango se deshiciesen posiciones y esperásemos para entrar en una nueva corrección. Desde el mes de febrero siguiendo esta estrategia en el DAX nos podría haber dado cuatro o cinco entradas, estaríamos batiendo con claridad el comportamiento de cualquier bolsa europea.