La banca ya no está sola en el mercado financiero. La era digital ya ha entrado de lleno en el sector financiero, donde plataformas con gran base tecnológica ponen a disposición de los usuarios, activos financieros de una manera más ágil y transparente que la banca tradicional. En este artículo vamos a explicar qué es Fintech, tipos de plataformas y el porqué de su éxito.

¿Qué son las fintech?

El término fintech es cada vez más escuchado y no todo el mundo tiene claro qué es Fintech. La palabra Fintech se forma de las palabras “finanzas” y “tecnología”. Por tanto las Fintech son aquellas empresas que ofrecen servicios financieros con gran base tecnológica y al margen del sistema bancario.  

Por tanto, la creación de una aplicación online en un banco no es fintech. Si quieres conocer más sobre qué es fintech y qué no, puedes leer las respuestas de los influyentes del fintech sobre qué es Fintech.

Tipos de plataformas

Las fintech también se caracterizan por ofrecer productos especializados. Por tanto existen diferentes tipos de plataformas que ofrecen diferentes productos. Los enumeramos a continuación:

1- Pagos y transacciones

2- Finanzas personales

3- Consultoría y comercialización para inversiones

4- Alternativas de financiación para empresas y particulares.

En este último tipo es donde se englobarían las plataformas de crowdlending como MytripleA, crowdfunding como verkami o equity como Socios Inversores.

En la opción del crowdlending los inversores ya pueden encontrar hasta inversiones garantizadas donde el 100% del capital invertido está asegurado junto con los intereses pactados. Una opción muy interesante para los inversores más conservadores.

Saber más las inversiones garantizadas

10 razones por las que este tipo de plataformas han entrado con fuerza en España

Resumimos las 10 claves para entender la revolución fintech en la siguiente imagen:

Claves Fintech

Analizamos en más detalle estas características.

Cambio de mentalidad de los consumidores

Se está produciendo un cambio de mentalidad en los consumidores donde cada vez más exigen productos ágiles, transparentes y que puedan usar sin desplazarse, surgiendo así los llamados millennials y nativos digitales. Esto junto con la imagen debilitada de la banca tradicional y el aumento del número de personas con acceso a internet, es una de las razones del éxito de este tipo de plataformas.

Rapidez y agilidad en los trámites

Uno de los puntos fuertes de este tipo de plataformas es la agilidad, rapidez y sencillez en su uso, evitando además el tener que desplazarse para conseguir el producto o servicio.

Orientación al cliente y sus necesidades

Este tipo de plataformas están orientados 100% al cliente y mejoran continuamente aspectos como la usabilidad y comodidad del cliente en sus compras.

Mayor especialización

Cada plataforma ofrece 1 producto (o a lo sumo 2), por tanto ofrece un producto mucho más especializado y sin interés en ofrecer productos adicionales.