Los cierres mixtos en Estados Unidos y comportamiento plano en Japón hacen previsible una apertura sin excesivos movimientos, aunque el compromiso de las autoridades americanas con los mercados servirán de apoyo de cara al medio plazo. Tras la reunión de ayer de Bernanke, Paulson y Dodd, vemos cómo están dispuestos a hacer lo necesario para garantizar la estabilidad de los mercados financieros, aunque por el momento no parece previsible que se materialice el rumor de una inminente bajada de los tipos de interés oficiales (que circulaba ayer por los mercados).
EN LA PASADA SESIÓN... Análisis Macroeconómico En Estados Unidos: - La reunión entre Bernanke (presidente de la Reserva Federal), Paulson (Secretario del Tesoro) y Dodd (Presidente del Comité Financiero del Senado) para tratar sobre la volatilidad de los mercados se saldó con la advertencia de que superar la crisis crediticia llevará su tiempo, pero que utilizarán todas las herramientas a su alcance para calmar a los mercados. Aún con todo, esperan un impacto limitado de la crisis actual en el crecimiento económico global (las economías son lo suficientemente fuertes como para “capear” bien las actuales dificultades del mercado de crédito), y sólo una modificación importante del panorama de crecimiento e inflación debería llevar a una bajada de los tipos de interés oficiales. o El dato semanal de la propensión al consumo fue inferior a lo esperado y se situó en los -20 puntos, frente a los -11 puntos de la semana anterior. En Europa: - El BCE redujo la liquidez semanal que inyecta a los mercados, -35.000 mln euros frente a la subasta de la semana pasada, lo que puede interpretarse como un signo de progresiva normalización de los mercados monetarios. - La encuesta ZEW de expectativas económicas de agosto, tanto en Europa como en Alemania, se ha reducido más de lo esperado ante la falta de confianza en los mercados por la crisis de las hipotecas subprime en Estados Unidos y el contagio al resto del mercado de crédito. La encuesta ZEW alemana se redujo hasta los -6,9 puntos, bastante por debajo de los 10,4 puntos de julio y de los –1,5 puntos esperados, lo que la sitúa en el dato más bajo desde diciembre del 2006. El dato ZEW europeo se situó en los –6,1 puntos, también bastante inferior a los 7,2 puntos previos y a los 0 puntos estimados. - La balanza comercial de la Eurozona en junio dejó el superávit en los +7.700 mln euros, frente a los 1.700 mln del mes anterior y a los 3.3000 mln esperados por el mercado. El dato sitúa la balanza comercial del primer semestre del año en los 11.500 mln eur de superávit, comparado con los 18.300n mln eur de déficit de hace un año. En China, el Banco central elevó los tipos de los préstamos en 18 pb y el de los depósitos en 27 pb, continuando con el ajuste al alza de sus tipos de interés en un entorno de inflación al alza (+5,6% interanual en julio). Mercados Ayer el BCE volvió a inyectar liquidez aunque en menor medida que la semana anterior, en una progresiva normalización de los mercados monetarios, lo que ayudó a los principales índices europeos a cerrar en positivo a excepción del Ibex que cayó un 0,22%. La nota positiva dentro del Ibex vino por parte de las constructoras, sobre todo de Ferrovial (+4,43%) que desde que el jueves pasado cerrase en mínimos del año (57,20 euros/ acción) ha recuperado un 11,5%, apoyada por la aparición de compañías interesadas en comprar los aeropuertos de BAA. El sector financiero no permitió que el Ibex acabará en positivo, con un peor comportamiento de BBVA (-1,1%) y Bankinter (-1,8%). Dentro del Euro Stoxx la protagonista fue Bayer (+3,82%) ante los rumores que apuntaban que la farmacéutica suiza Novartis podría estar planeando lanzar una oferta por la compañía química mientras que el sector financiero volvió a liderar las caídas. Al otro lado del Atlántico, la sesión se saldó con un cierre mixto, Dow Jones–0,23% y Nasdaq +0,95%, destacando la noticia de que Warren Buffet podría estar interesado en comprar Countrywide (una de las entidades financieras más afectadas por la crisis de las hipotecas subprime, que ayer se revalorizó un 10% con el rumor). Empresas Ferrovial. Desde que el pasado jueves cerrase en mínimos del año, se ha revalorizado un 11,5%, apoyado por el interés de diferentes compañías (fondos de capital riesgo, banco australiano Macquarie, Hochtief, constructora alemana AIG, Abertis, Dubai Aerospace y Fraport) en adquirir los aeropuertos de BAA, en especial Gatwick. Por su parte, Ferrovial ha declarado que no tiene intención de vender ningún aeropuerto hasta que no se vea obligado, algo que ocurriría si la Comisión de competencia británica determina que existe monopolio por parte de BAA. Creemos que la venta de algún aeropuerto por parte de Ferrovial sería positivo, en la medida en que permitiría a la compañía reducir su deuda y facilitaría la refinanciación de ésta. Sobreponderar. Sogecable. Continúa la lucha con Mediapro por los derechos del fútbol. Audiovisual Sport (80% SGC, 20% Mediapro) corta la señal de la Liga a Mediapro por falta de pago de una deuda de 58 mln euros. Mediapro, a su vez, sostiene que es AVS quien le debe 31 mln eur. Ayer BBVA anunció a la CNMV que una de las SICAV que gestiona mantiene un 2,6% de su patrimonio invertido en uno de los fondos bloqueados por BNP Paribas, al estar expuesto al negocio subprime. Esta noticia no fue bien recibida por el mercado que penalizó al valor (–1,1%), pese a que los reembolsos de la SICAV continúan realizándose sin ningún problema dado que el porcentaje afectado por las subprime no alcanza el 5%. Consideramos que BBVA continúa siendo atractivo a medio-largo plazo, con una exposición a subprime poco significativa. Sobreponderar. Cartera de Blue Chips: La cartera de blue chips queda constituida por Popular, BME, BBVA, Telefónica e Iberdrola.