¿Cuáles son las principales preocupaciones de los inversores en renta fija para 2022?

Creo que la principal de las preocupaciones son, en primer, las valoraciones, porque tenemos los niveles de diferenciales muy bajos históricamente. También la inflación, que no está tan claro que vaya a ser transitoria. Otra de las preocupaciones es si con esa inflación más elevada de lo esperado los bancos centrales van a frenar sus estímulos aún más y antes de lo esperado. Y por último si con tires tan bajas como las que tenemos podemos llegar a retornos negativos en la renta fija si la duración de tu cartera es demasiado elevada. En Evli esperan un final de año muy fuerte, los beneficios empresariales han crecido con fuerza, la economía global está yendo a una velocidad del doble de lo que es normal y para 2022 esperamos un año de dos mitades, donde probablemente en la primera continuemos con crecimientos muy fuertes y también con presiones inflacionistas, y en la segunda mitad empezaríamos a ver un crecimiento más normalizado y que se disipen esos temores de la inflación. Pero está claro que el riesgo puede ser que esa inflación esté algo más desbocada de lo que se preveía y por tanto creemos que va a ser un año bastante volátil en cuanto a tipos de interés.  

¿Qué estrategias propone Evli para enfrentarse a este entorno?

En este entornos donde los crecimientos son fuertes creemos que las tasas de morosidad van a seguir siendo relativamente bajas y por tanto creemos que se puede continuar en niveles de mínimos a nivel de diferenciales. Otra cosa es el tema de las empresas y es que ellos han conseguido enfrentarse a la pandemia desde el principio, fortaleciendo los flujos de caja y defendiendo su balance y por tanto se han enfrentado a esta situación muy bien y consideramos que en 2022 van a seguir trabajando en este sentido. Con una financiación muy barata se han alargado los vencimientos, se han refinanciado a 2-3 años y por tanto no vemos un muro de vencimientos que nos preocupe desde el punto de vista del crédito. Las valoraciones pueden continuar así unos cuantos años. Lo que sí preocupa es esa volatilidad de los tipos de interés y por ello quizás una estrategia donde se bajen duraciones y tengan menos sensibilidad a la volatilidad de los tipos de interés puede ser adecuada y Evli por ejemplo propone un fondo como es el Evli Short Corporate Bond que invierte en bonos con vencimiento corto-medio plazo y que tiene limitada la duración a 2,5 años. Otra estrategia que se puede seguir es invertir en bonos flotantes que tienen tipo de interés variable y que también te permite luchar contra esa volatilidad.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Evli Short Corporate Bond, características principales  2.53

El fondo buscar tener rentabilidad positiva y estabilidad. Para ello limita la duración a 2,5, por tanto tienes una sensibilidad más baja a la volatilidad de los tipos de interés. También selecciona las empresas pensando en un ciclo económico completo, es decir, empresas que generan fuertes flujos de caja, que tienen un endeudamiento bajo control y que están aumentando la cobertura de su deuda. A nivel de calidades crediticias, es verdad que es flexible, pero le gusta estar en la zona que ellos llaman "crossover" que es lo más bajo de las calidades grado de inversión y lo más alto de high yield. Otra posibilidad que tiene el fondo es los bonos corporativos sin rating y en ese sentido aprovecha las ventajas de la zona nórdica que emite muy frecuentemente sin calificaciones crediticias y te da un extra de rentabilidad de entre 50 y 150 puntos básicos; al final son empresas con un perfil crediticio muy sólido pero que acuden a mercados sin calificación crediticia. Es un mercado que además tiene muchos flotantes, en Suecia y en Noruega es muy habitual la emisión con tipos de interés variable, por lo tanto es una de las estrategias que creemos que puede funcionar bien en este entorno.

Posicionamiento y comportamiento del fondo

El fondo tiene siempre un 90% de la cartera como máximo en bonos de vencimiento por debajo de los 5 años y luego hay otro 10% que se puede ir hasta 10 años, pero siempre la duración máxima es 2,5 y ahora mismo a cierre de octubre está en 2. A nivel de sectores, siempre es resultado de la selección de las empresas que quiere tener en cartera, pero nunca se puede ir más allá de un 25% y durante la crisis un sector que le ha funcionado muy bien y que ocupaba la primera posición en cartera era el sector inmobiliario, sobre todo compañías reguladas, compañías residenciales que han sido muy estables; en los últimos meses ha reducido un poquito su exposición ahí y ha incrementado la posición de banca que es ahora su tercera posición en orden de peso. El sector automovilístico es otra de las grandes apuestas del fondo. Por geografías, la zona nórdica, en particular Finlandia y Suecia, están sobreponderados, son mercados que se han quedado en esta subida de los mercados rezagados en cuanto al movimiento general de subidas y que creemos que ofrecen mucho valor relativo. Además, como buena boutique nórdica que es Evli, son zonas que conocen perfectamente bien y pueden aprovechar esa oportunidad en flotantes también porque en Noruega o Dinamarca se emite muy frecuentemente con tipos flotantes, así que es una estrategia para enfrentar bien las volatilidades del mercado. Y a nivel de rentabilidades, en 2019 el fondo acabó con una rentabilidad superior al 3,40%, el año pasado estuvo en rentabilidades de medio punto porcentual y este año lleva más de un 1%, así que vamos a ver que ocurre los próximos doce meses, pero con una "yield to maturity" de la cartera a cierre de octubre de 1,25%, esperamos dar buenas noticias