Si quiere irse de vacaciones tranquilo y olvidarse de la bolsa, los warrants put son un “seguro” mediante los cuales podrá cubrir su cartera ante una posible evolución negativa de los precios. De esta forma cuando vuelva de sus merecidas vacaciones si sus acciones han caído recuperará las pérdidas sufridas.
Para cubrir la cartera de acciones con warrants es necesario calcular el número de warrants adecuados para la cobertura; por ejemplo si en su cartera tiene Telefónicas lo que debe hacer es comprar un warrant put sobre Telefónica pero si la cartera está formada por varias acciones españolas “utilizaremos el Ibex para realizar la cobertura”, explican desde BNP Paribas. El procedimiento sería el siguiente: Desde los niveles actuales del Ibex 35, 14.500 puntos, se compraría un Put 14.500 con vencimiento 20 de septiembre de 2007. Pero si queremos cubrir una cartera de 20.000 euros, por ejemplo, se calculará el número de warrants de la siguiente manera: 20.00 euros = valor de 1.38 Ibex 35 (20.000/14.500) 1.38 * 1.000 warrants (se necesitan 1.000 warrants para posicionarse sobre un índice) = 1.380 warrants * 0,45 = 621 euros. Los 621 euros “son el 3.11% del valor de la cartera por lo que sea cual sea el nominal de nuestra cartera, ya sabemos que este seguro nos costará el 3.11% de lo que queramos proteger” aseguran desde BNP Paribas. Por lo que si cuando vuelva de sus vacaciones todo sigue igual o el Ibex está subiendo, “habremos pagado el coste de un seguro que no he usado” pero si cae “estaré protegido de la caída por debajo de los 14.500 puntos que es el strike elegido advierte la firma. Sin embargo BNP Paribas asegura que los Warrants turbos no son el instrumento más idóneo para cubrir nuestra cartera ya que “el Ibex podría subir hasta alcanzar la Barrera (lo que provocaría el vencimiento anticipado del Turbo), quedando desprotegidos ante una posible posterior caída del mercado” apuntan.