Las economías emergentes son extremadamente importantes hoy de cara a dirigir el crecimiento global. China, que crece a un ritmo muy rápido, está liderando el mundo en cuanto a crecimiento de PIB, pero muchos otros mercados emergentes también están creciendo muy rápido, por ejemplo India, Europa del este y Sudamérica. Hay cientos de millones de personas en estos países y regiones que se están incorporando al mundo moderno, y quieren mejorar sus vidas, construir más casas, y construir la infraestructura que damos por hecho en nuestras vidas diarias en Occidente.
El fondo M&G Global Basics está en una buena posición para beneficiarse de la rápida industrialización y el crecimiento económico de estos mercados. La estrategia del fondo se centra en invertir en industrias básicas y empresas que representan los ‘bloques de construcción de la economía global’– es decir, en industrias ‘primarias’ dedicadas a la producción de materias primas y también en industrias ‘secundarias’ que convierten materias primas en productos para los consumidores. También creemos que la aparición de una nueva clase media en estos países presagia algo bueno para un gran abanico de productos y servicios orientados al consumidor. Conforme los consumidores en estos mercados se enriquezcan cada vez más, sus demandas se enfocarán hacia dietas más nutritivas y mejores viviendas, productos de marca, coches, cuidado sanitario, viajes y joyas. Todas las empresas seleccionadas para el fondo deberían tener las siguientes cualidades: un equipo de dirección fuerte con la habilidad de sacar lo mejor de los activos de le empresa; un perfil fuerte y competitivo y una cuota de mercado sostenible (por ejemplo liderazgo en un mercado nicho, barreras naturales para entrar, ventajas tecnológicas); un modelo de negocios demostrado; fuerza financiera (por ejemplo un balance fuerte, buen crecimiento de renta) y valoraciones atractivas. Una buena dirección corporativa es otra consideración importante a la hora de seleccionar acciones. La mayor tendencia en el fondo en este momento es un alejamiento gradual del área de las materias primas, hacia áreas orientadas al consumidor con un valor atractivo. Como tal, hemos adquirido participaciones en unos cuantos productos y empresas de servicios. Constellation Brands, por ejemplo, es una empresa norteamericana que ha tenido un rendimiento bajo en los últimos años. Lo que el mercado pasa por alto es que esta empresa es la mayor productora mundial de vino, con muchas marcas muy potentes, y que el consumo de vino está aumentando globalmente – especialmente en China e India.