En la tercera edición del Informe Naranja de ING sobre las “tendencias clave de los españoles en su jubilación”, vuelve a ponerse de manifiesto que, aunque la jubilación preocupa, todavía es minoría de la población los que tienen un complemento para la jubilación. Luis  González Soto, director del área de cuentas e inversión de ING España nos habla de las tendencias. 
A los españoles nos preocupa la jubilación pero pocos tenemos contratado un plan de pensiones. ¿Cuál es el motivo?
Es cierto, según el estudio al 54% de lo españoles les preocupa su jubilación de hecho ¾ partes cree que el sistema público no será suficiente para complementar nuestra jubilación pero no hacemos mucho. El número de clientes está alrededor del 28%, que es  bajo. Es cierto que hay intención pues 1/3 de los que no tienen plan, están pensando en contratar un plan de pensiones próximamente. Casi un 40% es porque no se ven con capacidad de ahorro para pensar en su jubilación. Y hay una parte, en torno al 20%, que se creen que todavía es pronto  y no les ha llegado el momento.

Hay quien dice que el ritmo que va actualmente el gasto de la hucha de las pensiones llegará hasta 2018. ¿Cuál creen ustedes que debería ser la medida para hacerlo viable?
Creo que hay que combinar ambos modelos, cuando vemos la situación con otros países vemos que parte está basado en un sistema solidario donde la gente que estamos en activo cubrimos parte de las pensiones de los ya jubilados pero simplemente con ver la pirámide de población se ve que será insostenible. Lo que tendríamos que hacer es pensar de qué forma construimos todo y cómo la fiscalidad nos ayuda a hacer un sistema contributivo fuerte que nos permita combinar ambos métodos.

Tres de cuatro españoles cree que no podrá mantener su actual nivel de vida. Hay mucho desconocimiento no sólo entre los que no tienen planes contratados sino entre los que también lo tienen.  ¿Cree que hay poca información al respecto?
Cuando nos movemos en el mudno de productos de inversión la gente tiene poco conocimiento le suena a un fondo, un plan…De hecho 3 de cada 10 españoles creen que los planes de pensiones no ofrecen ventajas fiscales cuando es una de las ventajas para contratarlo. E incluso quien tiene un plan no sabe cuál  tiene contratado o en qué invierte. El conocimiento sobre las comisiones es importante  y una gran parte no sábe qué impacto tendrá sobre la inversión.

Me ha comentado algunas de las ventajas pero ¿qué miran los españoles a la hora de contratar un plan de pensiones?
En general la principal razón para contratarlos es el ahorro para la jubilación pero es cierto que la segunda razón tiene que ver con las ventajas fiscales pues los planes de pensiones tienen la ventaja de que se reduce la base imponible el año que aporto al plan y cuando vaya a retirar el  dinero, nuestro nivel de ingresos será más bajo con lo que no hemos pagado de impuestos permite producir dinero para recuperarlo al jubilarse.

La última reforma fiscal permite rescatar el plan de pensiones pasados diez años. ¿Ven favorable esta medida?
Absolutamente. Es cierto que el ánimo principal del cliente es tener esa hucha y preservar el dinero para la jubilación pero el sabe que ante otras circunstancias podré recuperar ese dinero a los 10 años, ayuda a tomar más confianza en el producto. Es cierto que sólo el 12% de los entrevistados para el informe conocía esta cualidad.

¿Cuál es la edad óptima?
Depende de la situación económica de cada uno pero hay un efecto multiplicador y cuanto antes se empiece mejor. Si yo empezase a aportar a los 40 años  y pusiera unos 150 eruos al mes, cuando me jubile tendré para todos los meses de jubilación un extra de 850 euros al mes. Si comenzara diez años antes, tendría el doble de dinero. Con lo que, sin un mayor esfuerzo económico, el efecto multiplicador de la inversión que va rindiendo en el  tiempo es muy grande.

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de contratar un plan?
Es importante pensar en dos cosas: cuál es nuestro perfil inversor y el tiempo que nos queda para jubilarnos, eso nos ayudará a ver el balanceo que hay entre algo más conservador como la renta fija o  algo más arriesgado como la renta variable. Y lo segundo, es buscar un plan que tenga comisiones bajas porque al final ese dinero por comisiones que dejamos de gastar como además estará produciendo dinero,  tendrá el efecto multiplicador importante.