¿Cuál es el balance del ejercicio 2021, teniendo en cuenta los numerosos "Cisnes Negros" que han acechado los mercados? ¿Los inversores de renta variable, digamos, se han sabido defender y salvar el año?

Creo que el balance del año 2021 es bastante positivo. Desde que en noviembre de 2020 se dio con la vacuna del Covid hemos visto un rebote muy fuerte en los mercados y una subida muy fuerte en la bolsa, en la que hemos visto como a finales de 2021 el SP500 ha cerrado por encima del 25% de rentabilidad, en Europa el Euro Stoxx 50 ha cerrado por encima del 16% de rentabilidad, etc., por lo que ha sido un ejercicio bastante bueno. Sí que es verdad que ha sido un año que ha estado marcado un poco por la complacencia, parecía que no ha había mucha volatilidad en el mercado (algo inusual) y sí que es verdad que a partir del mes de septiembre, durante el último cuatrimestre, hemos tenido algo más de volatilidad, por el repunte tan fuerte de la inflación, por el inicio del tapering de la Fed en EEUU, por la crisis de Evergrande en China, elecciones en Alemania con algo de incertidumbre... en definitiva, hemos tenido algo más de volatilidad pero, con todo, ha sido un año marcado por la complacencia.

En cuanto a Groupama AM, ha sido un año bastante positivo. Hemo cerrado 2021 con más de 8.000 millones de euros  de suscripciones positivas netas y a nivel local hemos cerrado el año con 1.000 millones de euros de suscripciones positivas netas. Desde la oficina de Madrid cubrimos España, Portugal, Andorra y Latinoamérica, por lo que es una cifra bastante positiva. A nivel global hemos cerrado el año con más de 116.000 millones de euros de activos bajo gestión y a nivel local con más de 4.300 millones de euros, lo que supone un récord absoluto y un crecimiento para la oficina de Madrid del 40% del año 2020 al 2021. Y por último muy contentos con nuestra gama de producto y los fondos que tenemos. El 90% de nuestros fondos prácticamente ha cerrado 2021 batiendo a sus índices de referencia; mención especial a la estrategia Avenir de Small&Mid Cap que ha cerrado con un 35% de rentabilidad.

A nivel macro, ¿cuál es vuestra visión para 2022? ¿Veis una ralentización en el crecimiento económico derivado de la retirada de los estímulos?

A nivel macro nuestro escenario es de prudencia pero razonablemente optimista. Creemos que las cosas están razonablemente bien y sí que es verdad que últimamente ha habido una ligera desaceleración en las previsiones de crecimiento tanto para este año como para los próximos pero siguen siendo razonablemente buenas y nuestra previsión macro es que para 2022 vamos a tener un crecimiento en la eurozona en torno al 4,5%, en EEUU en torno al 5% y en China por encima del 5,5% lo que es un crecimiento bastante fuerte para este año. Para 2023 sí que en la zona euro tenemos un crecimiento menor de entorno al 2,5%, en EEUU por encima del 3% y en China en torno al 5%. En Europa estamos muy positivos por tres motivos: por los inventarios, vemos todavía que después de la crisis del Covid los inventarios siguen siendo muy bajos, y que va a haber que fabricar mucho para reponer esos inventarios y esto no se hace en el corto plazo sino que lleva años; el ahorro, vemos que de media hay un 6% más de ahorro de lo que venía siendo habitual en una época precovid y ese ahorro se traducirá en más consumo; y a nivel de inversiones vemos que hay una necesidad muy fuerte de inversión tanto pública como privada en todos los sectores, lo que va a hacer que haya mucha inversión. Por estos tres motivos nuestro escenario es de reflación y creemos que esta inflación va a ser más persistente a lo largo del año pero es probable que a lo largo del segundo semestre se vaya relejando poco a poco. 

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Con todo esto, y tras un arranque cuanto menos convulso para los índices, ¿cómo esperáis que se comporten los mercados en este ejercicio?

Creo que el año ha empezado un poco como esperábamos; recordamos que desde prácticamente el último cuatrimestre del año pasado ya tuvimos algo de volatilidad, la volatilidad ha venido para quedarse, y este 2022 va a estar marcado por la volatilidad, y es que tenemos por delante muchísimos eventos a lo largo del año: control de la pandemia y de las nuevas variantes, la crisis geopolítica entre Rusia y Ucrania, inflación persistente que no se veía en EEUU desde hace 40 años y en España desde hace 30 años... y hay que ver como van a reaccionar los bancos centrales a este escenario de inflación y de crecimiento, si van a primer más el control de la inflación o el crecimiento. Además, hay que ver también como va  ser la subida de tipos por parte de la Fed, que va a ser fuente de incertidumbre y fuente de volatilidad. En Europa también tenemos elecciones en Francia e Italia a lo largo de 2022, tenemos un escenario macro muy cargado para el año y sin duda va a estar marcado por la incertidumbre por todos estos eventos que tenemos por delante.

¿Si el año pasado las tecnológicas eran los "grandes ganadores" como quedarían tras una vuelta a la "antigua normalidad"?

Creo que las compañías tecnológicas son muy sensibles a los tipos de interés y tienen una previsión de crecimiento futuro y de valor que sí que se puede ver ligeramente penalizada por una subida de tipos de interés y que tengan unos costes mayores, pero sería más en el corto plazo y es lo que está viendo el mercado ahora mismo. Nosotros que miramos nuestras inversiones a largo plazo mucho más sí que vemos que discriminando un poco por compañías las tecnológicas de calidad que tienen altas barreras de entrada, ventajas competitivas, modelos de negocios sostenibles... estas compañías lo van a seguir haciendo bien en los próximos años sin ninguna duda porque al final toda la fuente de innovación de las economías viene por la digitalización, por la robotización, por la IA, por la automatización de procesos... por infinidad de sectores ligados a la tecnología. Es verdad que en el corto plazo puede tener un ligero impacto, pero en el medio y largo plazo estas compañías lo van a seguir haciendo francamente bien.

¿Cuáles serán los sectores en los que habrá que poner el foco a corto-medio plazo para aprovechar las oportunidades del actual entorno? ¿Y a nivel geográfico?

A nivel geográfico estamos muy positivos en Europa, creo que las cosas están razonablemente bien. Y en cuanto al foco nosotros creemos que ahora mismo hay que tenerlo en dos temáticas muy concretas: con esa inflación más persistente hay que buscar compañías que tengan un poder de fijación de precios y que sean capaces de traspasar esa subida de costes a los clientes finales, y contra todo pronóstico al final las compañías que tienen mayor facilidad para trasladar esos costes no son las compañías de mayor capitalización sino de menos capitalización que operan en sus sectores, en nichos muy concretos, en lo que suelen ser líderes del mercado y en el que el precio de sus productos suele ser algo secundario, al primar que son proveedores estratégicos de sus clientes, de ahí la facilidad de las compañías a la hora de traspasar ese coste final a los clientes. En la parte de subida de tipos, la segunda temática habría que buscar compañías que no estén muy apalancadas financieramente, que no tengan mucha deuda, ante esa presumible subida de tipos de interés.