Situación de Grecia, subidas de tipos de interés en el Eurozona, evolución del euro...pero también su influencia sobre un Ibex 35 que recupera los 10.000 puntos. Marc Ribes, director de Activo Trade en Madrid reconoce que se podrían intentar posiciones largas en los mercados, de cara a un rebote. ¿Nivel clave? No perder los 9.900 puntos.

Tras la rebaja de calificación de Grecia por parte de Standards and Poors, “la buena noticia es que ya no puede bajar más. Ahora el próximo escalón es el selective default”. Sin embargo, Marc Ribes, director de Activo Trade reconoce no hacer mucho caso de estas notas, “prefiero mirar el mercado y lo que cotiza no son las notas de las agencias de rating y sí los CDS. Eso es lo que realmente marca el riesgo de impago”.

Una noticia que llega después de que Jean Claude Trichet advirtiera que mantendrá la inflación “en fuerte vigilancia”. Ribes reconoce que Trichet siempre es criticado por su política monetaria, “pero no debemos olvidar de que la función del BCE es vigilar por la inflación al contrario de por ejemplo, la FED, que sus funciones son vigilar la inflación y el crecimiento. Cabe decir que la política monetaria del BCE está influida sobremanera por Alemania y los alemanes están en el mejor momento económico de los últimos 20 años”.

Oímos también decir a Fisher, presidente de la FED de Dallas que la economía americana se está desacelerando en parte por la subida del precio de la energía. Por lo tanto, es normal pensar que Trichet haga un control de la inflación para controlar los precios de la energía. “No cabe duda de que a pesar de que los tipos de interés se suban siguen estando bajos”. De todos modos, mientras el desendeudamiento global siga vigente, con empresas y familias ahorrando y desendeudándose, es poco probable tener rebrotes inflacionarios de magnitud relevante. Por lo tanto, “si la subida de tipos hace referencia a una Alemania que exporta el 40% a una Europa convaleciente y el resto son exportaciones fuera de la zona euro, es lógico pensar que si se soluciona la agonía griega y se suben los tipos, el EUR se fortalecerá más contra el USD, lo que perjudicará también las exportaciones alemanas”. Por lo tanto, si Trichet sube los tipos, será algo coyuntural, y tendrá que rectificar.

La situación ha llegado a un punto extremo, y es poco probable que la subida de tipos de interés afecte a los mercados de la deuda periférica.

Pero ¿cómo afecta esto al euro? “Parece que tras el verano, el problema podría trasladarse a los USA. Las medidas Keynesianas, han fracasado y ahora el endeudamiento de los estados es tan grande que es difícil entender a los que nos enfrentamos como sociedad”.

Venimos de una grave crisis, que se ha solucionado gracias a la intervención del estado. El estado ha inundado de liquidez los mercados financieros y la demanda privada no ha logrado sustituir la demanda pública. El consumidor americano no gasta y si no gasta no pide créditos. Sin crédito la economía no se reactiva y el paro no mejora. Si la FED se decide por un QE3, significa más oferta de dólares, por lo tanto el USD seguirá con su desplome. Si salvan a Grecia como me temo, el EUR se recuperará al desaparecer al menos a corto plazo el riesgo sistémico. Los CDS sobre deuda pública Griega se deberían relajar y si se relajan entonces el EUR subirá. EN cambio, si finalmente no se necesita un QE• y la economía americana logra aguantar su crecimiento anémico y Europa deja quebrar a Grecia, el EUR se hundirá. Si tengo que apostar, rescatan a Grecia, no hay QE3, y el EUR seguirá apreciándose contra el USD.

En el terreno bursátil, el Ibex35 ha vuelto a recuperar los 10.000 puntos. Sin embargo, son “niveles extremos de pesimismo y de sobreventa en el selectivo español. Creo que el mercado está lateral, esperando la resolución del drama griego y el final de QE2. En principio, creo que habrá rebote de las bolsas”. Ahora se podría intentar posiciones largas. Recordemos a Warren Buffet, se codicioso cuando todos son temerosos y se temeroso cuando todos son codiciosos. “El nivel clave está en la zona de los 9.900. Si pierde el doble mínimo formado viernes y lunes, entonces el mercado se dirigiría irremediablemente a la zona de 9.500 puntos”.

Respecto a las nuevas salidas a bolsa, Ribes reconoce que “hay que ser muy selectivo con las OPV y analizar la cuestión de fondo”. En el caso por ejemplo de Bankia, “la salida a bolsa es por necesidad de capital de la entidad, para evitar una intervención. Lo que significa que la situación es muy delicada”. Vamos a ver las condiciones de la OPV, porqué al final, lo que hará atractiva o no la OPV, va a ser el precio. El precio de compra determina la tasa de rentabilidad. Nosotros pensamos que es mejor evitar los bancos. La crisis, es básicamente bancaria, y creemos que es mejor olvidarse de bancos por el momento.

Su recomendación se basa en comprar Telefónica “con un stop compra un céntimo por encima del máximo de hoy tras el cierre, con un stop loss por debajo de los 16 €”. Aplicar siempre reglas de Money management para determinar el lote de acciones. Si por ejemplo queremos arriesgar 200 €, dividimos el riesgo asumido por la pérdida por acción. Si compramos a 16,30 i tenemos el stop a 16, arriesgamos 0,30 €. Por lo tanto, 200/0,3 666 acciones.