Catorce expertos en inversiones de Loomis Sayles tratan los asuntos claves que los inversores deben considerar para el resto de 2017.

Silicon Valley

Rob Forker, senior global specialist, global opportunities team, de Loomis Sayles, destaca que “Silicon Valley ha trastocado muchos negocios a lo largo de los últimos 10 a 15 años, y el ritmo de estos cambios se está acelerando. Empresas de gran calidad que han conseguido establecer ventajas competitivas durante décadas se enfrentan a nuevos desafíos para sus modelos comerciales. Atrás han quedado los días en los que el tamaño y la escala eran suficientes para esquivar a las jóvenes promesas. Las empresas tradicionales tienen que evolucionar rápidamente si quieren seguir siendo relevantes”.

Importancia de la acumulación de ingresos

Brian Kennedy, Portfolio Manager, full discretion team, cree que “los ingresos son los que proporcionan la gran mayoría de las rentabilidades de los bonos con el tiempo, en especial en un entorno como el actual en el que las valoraciones de la renta fija se encuentran al límite. A menudo, contar con un horizonte de inversión a largo plazo facilita que el efecto compuesto de los ingresos supere la volatilidad de los precios. Los inversores que confíen en su selección de valores tal vez puedan capear la volatilidad a corto plazo y beneficiarse de la naturaleza acumulativa de los ingresos a largo plazo”.

Los gobiernos estatales en Estados Unidos se enfrentan a nuevos desafíos

Charles Kishpaugh, Senior Credit Research Analyst, señala que “muchos estados tuvieron dificultades para cerrar las brechas presupuestarias de 2017 y equilibrar sus presupuestos fiscales de 2018 debido a los costes crecientes y el crecimiento más lento de los ingresos tributarios, en especial para hacer frente a las pensiones y la atención sanitaria. La incertidumbre que rodea la política fiscal, el comercio y la atención sanitaria federal no hizo sino complicar los asuntos. En especial, la pérdida de la financiación federal para Medicaid podría perjudicar seriamente a los estados que ampliaron Medicaid bajo la Ley de Atención Sanitaria Asequible. La reforma fiscal, si finalmente se promulga, podría plantear una nueva serie de problemas para los estados que ya se enfrentan a desafíos significativos”. 

Vea también: Los bancos europeos siguen a la vanguardia

Hipotecas de agencias

Chris Harms, Portfolio Manager, relative return team, apunta “si más adelante este año la Reserva Federal empieza a reducir su balance, creo que las valoraciones de las hipotecas de agencias podrían mejorar lo suficiente como para volver a atraer de nuevo a los inversores que se centran en la renta fija, en especial aquellos con posiciones de infraponderación. En función de lo que suceda con los precios, las agencias podrían atraer y alejar a algunos inversores de los bonos del tesoro estadounidense”.

Desaceleración del sector de automoción

Steven Bocamazo, Associate Director of Credit Research, destaca que “las ventas totales de automóviles en Estados Unidos se mantienen relativamente altas en comparación con los datos históricos gracias a unas condiciones económicas favorables y unos precios del combustible relativamente bajos, pero el sector sigue mostrando señales de desaceleración. En adelante espero que se mantenga la presión sobre las ventas de nuevos automóviles debido al incremento de los tipos de interés, un entorno crediticio más ajustado y unos valores de permuta más débiles”.

La banca de Estados Unidos

Elizabeth Schroeder, Senior Credit Research Analyst, explica que “las tendencias crediticias en los bancos estadounidenses se encuentran en un tira y afloja: los márgenes de interés han mejorado desde que la Reserva Federal empezó a incrementar los tipos de interés, pero se están viendo contrarrestados por unas débiles tasas de crecimiento de los préstamos. Los problemas pendientes en Washington de la reforma sanitaria y la reforma fiscal han hecho que los clientes de los bancos comerciales, en especial las pequeñas y medianas empresas, duden a la hora de pedir préstamos para ampliar sus operaciones. Los bancos estadounidenses están observando de cerca la reforma normativa. Aún no se ha propuesto nada, pero la flexibilización de las actuales restricciones y requisitos de generación de informes podría animar a los bancos para ampliar sus programas de préstamos. También podría incrementar los riesgos para el balance, algo que los inversores de crédito tienen que supervisar”.

Vea también: Nuestro IBEX 35 se mantiene como el más fuerte frente a sus principales homólogos europeos

Renta variable global

Richard Skaggs, Senior Equity Strategist, detalla que la Bolsa global “sigue funcionando muy bien este año, a pesar de que los acontecimientos políticos en Washington han hecho poco para estimular las acciones. El dólar estadounidense se ha movido en un amplio intervalo de negociación en los últimos trimestres después de un largo periodo de fortaleza. Este ha sido un factor de apoyo para el rendimiento de los mercados globales de renta variable en Europa, Japón y los mercados emergentes. En todo el mundo la tecnología ha sido un sector con grandes resultados, y está prestando un apoyo esencial para el rendimiento de la renta variable en la región del pacífico, China incluida. Aunque es posible que la previsión de ganancias para el segundo semestre del año no sea tan sólida como para los primeros seis meses, las ganancias globales se están revisando moderadamente hacia arriba, lo que respalda una perspectiva constructiva de la renta variable”.

La banca europea

Para Julian Wellesley, Senior Analyst, global equity opportunities team, “los bancos son como bolsas de té: no se puede saber lo fuerte que son hasta que se meten en agua caliente. Europa se encuentra ahora en las fases finales de la limpieza de su sistema bancario, diez años después del comienzo de la crisis financiera global. Este año, tres grandes bancos europeos recaudaron capital y otros dos bancos de tamaño medio fueron objeto de rescates. Algo que contrasta con Estados Unidos, en donde la Reserva Federal aprobó recientemente una rentabilidad del capital de los grandes bancos de aproximadamente el 100 % de las ganancias que se esperan durante el año que viene. Si nos encamináramos hacia otra recesión, me parece probable que los bancos estadounidenses sean más resistentes que sus contrapartes europeos, al menos durante los próximos años”.

Fusiones y adquisiciones de medios

Amit Kapoor, Senior Equity Analyst, llama la atención sobre el hecho de que “los medios de comunicación se encuentran en la cúspide de una significativa realineación impulsada por los cambios en las preferencias de los consumidores y de la rentabilidad económica. Es probable que unas sólidas redes de cables que ofrecen contenidos imprescindibles se hagan más fuertes al participar en agrupaciones virtuales de televisión, y que las redes de cable más débiles se marginalicen. La convergencia de contenidos y distribución, como demuestra el acuerdo de integración vertical entre Time Warner Inc. y AT&T, podría convertirse en catalizador y modelo para una potencial consolidación. Existe una justificación estratégica para que grandes empresas mediáticas cierren acuerdos para mejorar su capacidad tecnológica y de distribución. Además de conseguir una plataforma de distribución global, tratos como estos podrían crear una plataforma que ofrecería deportes, publicidad, contenidos personalizados por zonas geográficas, gracias a un conjunto de contenidos universales y de gran calidad”.

Vea también: Reducimos exposición a USD y compramos bolsa Reino Unido

Autos subprime y no es una burbuja

Jennifer Thomas, Senior Mortgage and Structured Finance Analyst, recoge que “se habla mucho en los medios acerca de las pérdidas crecientes en préstamos subprime para automóviles. Sin embargo, el mercado ABS (bonos de titulización) subprime lo hará bien, los tratos actuales se están ajustando y el apoyo para la mejora crediticia se ha mantenido estable y/o ha aumentado, por lo que debería ser capaz de soportar un incremento moderado de los impagos. Los ABS de automoción son algo muy distinto de las RMBS (obligación con garantía hipotecaria): los emisores se la juegan, atienden los préstamos y, a menudo, participan en los tratos que originan”.

Inflación

Laura Sarlo, Senior Sovereign Analyst , cree que “el desempleo en los mercados desarrollados está alcanzando mínimos que no se ven desde hace años, pero el crecimiento de los salarios y la inflación general se mantienen por debajo de los objetivos de los bancos centrales. ¿Por qué? La inflación general depende de los precios de bienes y servicios. La caída de los precios de las materias primas provocó una caída global de los precios de los bienes, arrastrando la inflación general. Ahora que en gran parte ya se ha superado esta presión, los precios de los servicios impulsados por los salarios deberían ser el generador clave de la inflación general. El tímido crecimiento en muchas de las economías desarrolladas parece estar relacionado con cierta inactividad en los mercados laborales. Los cambios estructurales en la industria y el uso cada vez mayor de contratos temporales y por horas atempera el crecimiento de los salarios”.

China

Respecto a China, Celeste Tay, Senior Sovereign Analyst, no espera “que los niveles de deuda en China disminuyan dentro de poco. A corto plazo, el proceso de mejora industrial de China estimulará los niveles de deuda aún más, mientras que el aumento de la productividad necesita tiempo para hacer efecto. En general, creo que el potencial de crecimiento de China va a seguir disminuyendo en los próximos años. Es probable que las antiguas industrias vayan aguantando hasta que sean sacrificadas con el tiempo, mientras que nuevos sectores como manufactura de lujo, la robótica y la atención sanitaria deberían ser competitivas, pero no lo suficiente para que suba el crecimiento general del PIB”.

Vea también: Fortaleza muy focalizada en Farmacéuticas y Biotecnológicas españolas

A favor de los TIPS

Subraya Peter Palfrey, Portfolio Manager, relative return team, que “el crecimiento económico global y en Estados Unidos continúa su buen rumbo, de cara a superar los niveles registrados en 2016. Se prevé que las presiones inflacionarias en Estados Unidos, consecuencia del endurecimiento de los mercados laborales y los costes crecientes de la atención sanitaria y la protección, se reafirmen. Las tasas de utilización de recursos están incrementando y se ha reducido la inactividad en el mercado laboral. Un repunte de las presiones sobre la inflación en los próximos meses podría crear cierta volatilidad sorpresa, además de la correspondiente respuesta más agresiva de la Reserva Federal. Podríamos esperar que los TIPS (valores del Tesoro protegidos contra la inflación) contribuyan a proteger el valor de la cartera en dicho entorno”.

MBS de agencias

Finalmente, Ian Anderson, Portfolio Manager, mortgage and structured finance group, prevé “unos diferenciales de rentabilidad moderadamente positivos para los MBS de agencia frente a los bonos del tesoro a lo largo de los próximos seis a doce meses. La Reserva Federal está retirándose del mercado de los MBS, pero creo que la reinversión seguirá a lo largo del verano de 2018. La refinanciación de los incentivos permanece apagada y parece poco probable una ola de prepago”.

Vea también: "Entre los valores de menor capitalización me quedo NH, Pharma Mar, Europac, Prim y Cie"