El Ibex 35 acumula una caída anual del 9,6%, un 6,4% si se tienen en cuenta los dividendos. Por su parte, el Índice General de la Bolsa de Madrid se deja un 5,9%. Con estos mimbres los fondos de inversión renta variable española no pueden hacer milagros. Sólo tres fondos logran ganar dinero de los 163 que se comercializan en España y de media pierden un 3% en 2018.

Los tres únicos fondos que consiguen rentabilidades positivas son el Mutuafondo España en su clase A y F y el Alpha Plus Ibérico de la gestora Santalucía AM. Por su parte, el peor fondo de la categoría en lo que va de año por rentabilidad es el DIP Spanish Equities del grupo luxemburgués Adepa AM con un descenso del 14%, según los datos que recoge la firma Morningstar.

Sin embargo, el segundo fondo que peor retorno logra este 2018 es el Azvalor Iberia de la gestora fundada por los ex Bestinver, Fernando Bernad y Beltrán Parages en octubre de 2015. El Azvalor se deja un 13,41% en 2018, aunque el retorno anualizado en los últimos tres años es del 4,9%.

El mal año de los ex Bestinver: AzValor Iberia se deja 13,4% y Cobas un 10% en 2018

El fondo gestionado por el propio Bernad y el también ex compañero de Francisco García Paramés en Bestinver, Álvaro Guzmán de Lázaro, tiene sus principales posiciones en Tubacex con un peso en cartera del 10,7%, seguido de la petrolera portuguesa Galp con un 10,1%, Elecnor con un 9,1%, Prisa con cerca de un 6% y la minorista lusa Sonae con un 5,65%.

Fuentes de la gestora explican ante las preguntas de este medio que el fondo Azvalor Iberia “lleva un -9,25% frente a su índice de referencia (85% Bolsa de Madrid y un 15% Bolsa de Portugal) en lo que va de año. Se trata de un momento coyuntural que sea da en todos los fondos ‘value’ y  forma parte de la propia dinámica de este tipo de inversión. Nuestra confianza es que la situación actual revierta, como lo ha hecho en el pasado, y el fondo vuelva a mostrar un buen comportamiento”.

“Hay un tener en cuenta que Azvalor Iberia ha generado una rentabilidad del 18,04% desde su lanzamiento, hace ahora justo tres años, y le ha sacado al benchmark desde entonces un 11,64%”, añaden.

Otros fondos que están perdiendo sufriendo este año son el Mirabaud Equities Spain con una caída del 12,3% y algunos de bancos como el Sabadell España Bolsa o el Caixabank Bolsa España.

Entre los productos de la categoría también se encuentra el Cobas Iberia de la gestora fundada por el popular inversor García Paramés, que cede un 9,6% desde el inicio del año frente al 6,58% que cae su índice de referencia formado por el IGBM Total en un 80% y el PSI 20 Total Return en un 20%. El PSI es el índice de referencia de la bolsa portuguesa.

La principal posición del fondo es Técnicas Reunidas con un peso ponderado del 8,6%, Elecnor con un 8%, la minera listada en Londres Atalaya Mining con un 5,23%, Vocento y Telefónica con un 4,56%.

Cobas pierde dinero en sus cinco fondos

El año está siendo aciago para el gestor gallego con los cinco fondos de Cobas acumulado retornos en negativo y con cifras lejanas a sus benchmark. El Cobas Selección se deja un 19,86%, el Cobas Internacional un 21,24%, el Grandes Compañías un 19,95% y el Renta un 6,39%, este último con una exposición a la renta variable del 15% y el resto invertido en renta fija, incluyendo depósitos e instrumentos del mercado monetario cotizados o no, líquidos.

Desde Cobas apuntan que “este tipo de bajadas se producen cada ciertos años en los fondos puramente ‘value’, y en los dos años posteriores suelen registrar importantes subidas”. El propio Paramés apuntó en una conferencia reciente que "después de caídas del 20%, en dos años suelen venir subidas del 60-70%".

En su comentario del tercer trimestre, la gestora apunta que aproximadamente la mitad de la caída de la cartera ibérica se debe a Duro Felguera. “No obstante, si alargamos el periodo de comparación desde que lanzamos los fondos hasta el 30 de septiembre de 2018 vemos que nuestra cartera ibérica se ha revalorizado un 7,91%, un 7,59% mejor a su índice de referencia que se ha revalorizado un 0,32%”.

 

 

Y añaden que tras la ampliación de capital de Duro Felguera, “la base accionarial y el consejo de la compañía ha cambiado y éste último tiene el firme propósito de darle la vuelta a esta situación, ya que la compañía tiene las cualidades técnicas para ello. Por esto último, mantenemos una posición pequeña de la cartera ibérica en Duro Felguera”.

La compañía asturiana de ingeniería anunció el pasado viernes, al cierre del mercado, la obtención de la garantía de una entidad aseguradora, que permitió a Duro Felguera activar una línea de avales de hasta 100 millones de euros acordados con un sindicato de entidades bancarias en junio.

Duro Felguera informó también del nombramiento de José María Orihuela Uzal como consejero delegado de la sociedad tras su paso por Sacyr Construcción. La ingeniería también anunció el nombramiento como independiente a la consejera delegada de Engie España, Loreto Ordóñez.