Viajamos hasta  el 31 de diciembre de 2014. Muchas casas de análisis lanzan sus previsiones sobre las compañías de la bolsa española. 28 de diciembre de 2015. En torno a un 42% de las compañías no sólo ha cumplido el objetivo planteado sino que incluso lo han rebasado. ¿Y el 57% restante? Prevé cerrar el año con un comportamiento más pesimista del que le daba el consenso. ¿Y para 2016?

En base al precio objetivo que fijaban las casas de análisis hace un año, y a dos días de cerrar este ejercicio, tan sólo una compañía de la bolsa española ha clavado el precio que le otorgaban hace doce meses. Lar España. El consenso dibujado por las casas de análisis en torno al precio objetivo de la Socimi dibujaba como zona para cerrar el año en los 9,6284 euros, en torno a un 0,2% respecto al precio al que cotiza actualmente. Si se cumplen los pronósticos que hacen las casas de análisis para 2016, el precio tendría que cerrar el año en torno a un 17% por encima de los precios actuales, en los 11,50 euros por acción.



Si asumimos un margen de error del +- 2%, en esta lista se encuadrarían valores como Bankinter, Mediaset o Iberpapel. Pero, vayamos por partes. En la entidad que preside Dolores Dancausa, las casas de análisis se quedaron ligeramente cortas al anotar un precio objetivo de 6,47 euros, ligeramente por debajo de los 6,6 euros en los que cotiza la entidad. Y eso que las últimas semanas no están siendo especialmente buenas para la entidad, penalizada por la incertidumbre en torno al proceso electoral y por su fuerte exposición a España.  Una situación que seguirá pesando sobre la cotización pues las casas de análisis no le  ven mayor recorrido de un punto porcentual para 2016.

Sin embargo, en Mediaset o Iberpapel la situación es la contraria. Los brókers fijaron un precio objetivo algo más optimista de lo que luego ha resultado ser la cotización.  Mediaset ha quedado a un -0,2% del precio fijado por las casas de análisis mientras que Iberpapel se encuentra a un 2,16% de alcanzar el objetivo. Eso sí, quizás por ello para 2016 los brókers han “soltado” algo más la mano y otorgan un potencial del 14% y el 25%, respectivamente, a ambas compañías. Para Mediaset, dicen los análisis del departamento de análisis de Estrategias de inversión que “estos bandazos de corto plazo se desarrollan dentro de un rango más ampliocon nivel de apoyo en 9,44 euros con lo que se mantienen las posiciones largas abiertas mientras no pierda ese nivel”. (Vea la Estrategia sobre Mediaset)



Pero ¿cuáles fueron las previsiones más disparatadas? No podía faltar Abengoa. Si bien es cierto que nadie pudo prever lo que, desde que en verano anunciara la ampliación de capital, se avecinaba en la compañía. Tanto es así que este año el consenso veía en los 3,53 euros cotizando a Abengoa para el cierre del ejercicio.  Por aquel entonces, la compañía cotizaba a 1,769 euros, con lo que el potencial, sin susto de por medio, habría sido del 88%.  Doce meses después el descalabro del precio le deja en los 0,28%, lo que supone un 253% por debajo del fijado por los analistas. (Vea la última hora sobre Abengoa)Aun así, y con todos los retos que quedan por delante, las principales casas de análisis confían en ver a la compañía cotizando un 164% por encima de los precios actuales, en los 1,45 euros por acción.



Pero no ha sido la única sorpresa del año. Este año han saltado las alarmas sobre aquellas compañías ligadas al precio del crudo, que cotiza (Brent) en niveles de 2008 tras sufrir una penalización en 2015 de más del 20%. Recuerden que ya venía de cerrar 2014 con pérdidas de más del 40%. El escenario sigue siendo difícil pero hay casas de análisis que aventuran que 2016 será el año de la estabilización.  Pocas, todo hay que decirlo, pero haberlas haylas. Claro que las más pesimistas apuntan a un petróleo a 15 dólares/barril.

Con todo ello, no sorprende que compañías como Tubos Reunidos o Duro Felguera hayan quedado a más del 100% del precio objetivo marcado por el consenso.  (Ver: Más de siete millones de accionistas de bolsa española pendientes del precio del petróleo) En ambas compañías el potencial que fija para 2016 es de más del 68%, hasta los 1,29 euros y los 2,86 euros,  bastante por debajo de los 2,71 euros y los 4,35 euros que fijaron los brokers para este próximo ejercicio.

Los pequeños, se pasan de frenada

Aunque también ha habido compañías que han sorprendido al alza y han quedado bastante por encima del precio marcado por las casas de análisis. Una de ellas ha sido Codere. Ha elevado su precio un 128% por encima de lo que le habían fijado las casas de análisis. Y eso que la compañía puede presumir de haber cerrado el ejercicio con casi un 200% de revalorización. Claro que, su valor no llega a cotizar al nivel de un euro.




Azkoyen y Gamesa también se han pasado de frenada respecto al consenso de analistas en un 74% y un 51% respectivamente. Sobre el conglomerado industrial, las casas de análisis fijaban un objetivo de 2,05 euros y hoy cotiza a 4,35 euros. Claro que, para 2016 la compañía tendrá que pisar el freno pues el consenso ve su precio un 12% por debajo de estos niveles, en torno a los  3,82 euros por título.

El fabricante de aerogeneradores sube más del 100% en lo que llevamos de año, hasta los 15,82 euros. Y sin embargo, es en torno a los precios actuales donde debería quedarse pues los brokers le fijan un potencial de apenas el 0,5% para 2016, que supondría verle en los 15,90 euros por acción.