Tres palabras dominan los mercados en los últimos días, Ucrania, Rusia y Crimea y hoy lo han vuelto a hacer. Esta vez para bien, ya que los inversores han celebrado que la situación en la zona se haya calmado.
La sesión terminaba ayer con algunas noticias que hablaban de ultimátum de las tropas rusas desplegadas en Crimea contra los soldados ucranianos. La hora marcada eran las cinco de la mañana, pero el mundo no ha amanecido hoy con balas, sino con un moderado cambio de la situación.

De esta manera, el S&P 500  ha cerrado con un nuevo máximo histórico al revalorizarse un 1,52%, el Dow Jones  ha subido más de 200 puntos, un 1,41% , mientras que el Nasdaq  ha cerrado con alzas del 1,75 %. 

La diplomacia se puso ayer en marcha y hoy se han lanzado amenazas desde todos los centros de poder del mundo. Desde Estados Unidos, que amenazaba con sanciones económicas a Rusia, y desde Moscú que enseñaba sus cartas y hablaba de la posibilidad de cortar el gas a Europa y hundir el dólar.

Finalmente todo se ha calmado. El presidente soviético no lo ha dado todo por perdido pero ha replegado a las tropas que estaban de maniobras en Crimea y, aunque se ha reservado el derecho a usar la fuerza en Crimea para defender a los ciudadanos, ha asegurado que no lo hará por el momento. (Ver: Entre huecos anda el precio)

Aunque las espadas siguen en todo lo alto esta declaración ha servido para que las bolsas de todo el mundo lo festejaran como el final de una guerra. (Ver: El sector energía, el mejor refugio bursátil)

Así pues, Putin ha asegurado que no tienen ninguna intención de intervenir y tampoco buscan la anexión de Crime a Rusia. Queda descartado. Eso sí, ha destacado que podría lanzar una ofensiva en caso de que el clima en la región se haga completamente insostenible, pero por el momento parece que los inversores se han tomado con optimismo el mensaje como se está observando en todas las bolsas. ( las cotizadas que esperarían una intervención en Rusia)

Ya lo avisaban algunos expertos al inicio de la jornada, quizá las caídas generadas por la crisis en Rusia eran una buena oportunidad para comprar.   (¿Marca la crisis en Ucrania una opción para comprar?)

Más allá de las noticias que venían del Este de Europa, la jornada ha estado huérfana de datos macroeconómicos, a la espera de conocer el más importante, el del desempleo del próximo viernes.

Sin embargo, la sesión ha sido muy activa desde un punto de vista corporativo.  Destaca Qualcomm , que ha cerrado con subidas de más de un 3,5% tras anunciar un aumento del dividendo del 20% y un aumento de 5.000 millones de dólares en su programa de recompra de acciones. 

Abercrombie & Fitch ha subido casi un 6% tras una recomendación positiva de Credit Suisse. (Ver noticia de recomendaciones

JC Penney ha subido más de un 5% después de que S&P haya mejorado la perspectiva de su deuda desde negativa a estable, lo que quiere decir que los analistas no ven la posibilidad de que en el próximo año pueda sufrir un empeoramiento. 

Facebook ha celebrado con alzas de un 1,3% la compra de la compañía fabricante de drones Titan Aerospace por 60 millones de dólares.  (Ver: Faceboo y Google, la batalla de los drones)

La cotización de Chevron apenas ha notado que los tribunales estadounidenses consideren que la multa de 9.500 millones de dólares que impuso el pasado verano un tribunal ecuatoriano a la compañía fue fraudulenta. 

Por último, Apple apenas ha sentido en su cotización el anuncio de su CFO, Peter Oppenheimer que ha comunicado que se retira tras 18 años en el puesto. 

La rentabilidad de los bonos a 10 años se encuentra en el nivel de 2,6910%. El EURUSD se cambia en 1,3737 dólares. Mientras que el brent está en 109,17 dólares el barril. Por último, el oro está er 1.335 dólares por onza. (Ver: el oro es alcista a medio plazo)