El mercado norteamericano ha comenzado la cotización en negativo como consecuencia de la crisis del rublo en Rusia. También da continuidad así a los descensos que se vivieron ayer. 
El descenso del precio del petróleo, que sigue situándose por debajo de los 60 dólares está lastrando a los mercados internacionales. Eso está provocando un efecto contagio desde las bolsas más importantes hasta las menos relevantes pero, principalmente, a las economías que tienen mayor dependencia del crudo como Rusia, que se ha convertido en el principal tema del día.

El gobierno presidido por Putin ha decidido aumentar los tipos de interés hasta el 17% y eso, lejos de reflejarse de manera positiva, ha significado que el rublo se devalúe más de un 21% con respecto al dólar durante la sesión de hoy. Una caída en picado que se ha reflejado en otras divisas de países emergentes y que se ha trasladado a los diferentes parqués con caídas. (Agenda semanal)

Por tanto, los princpales índices de la bolsa neoyorkina tendrán que estar pendientes durante la sesión de todos estos factores. Más aún cuando la Reunión de la Reserva Federal se encuentra como telón de fondo y podrían empezar a mostrar un escenario de subida de tipos de interés en Estados Unidos más pronto que tarde, por lo que el inversor prestará toda su atención. 

De esta manera, el S&P 500  cae un 0,57%, el Dow Jones desciende un 0,43%, mientras que el Nasdaq se deja un 0,70%.

“Los mercados siguen centrados en el petróleo”, afirmaba ayer Tim Ghriskey, de Solaris Group en una entrevista con Reuters. “Ha habido algunas compras –afirma- y vemos evidencias de que algunos optan por comprar en caídas”, dijo.

El experto aseguraba que “habrá dificultades de cara a final de año. Los impactos positivos de la caída del petróleo tanto en el consumo como en las manufacturas no se sentirán inmediatamente”, añadía.

Desde el  punto de vista macroeconómico, hoy ya hemos conocido la publicación de los datos de construcción de nuevas viviendas en Estados Unidos.Durante el mes de noviembre baja un 1,6% hasta una tasa anualizada de 1.028.000 desde las 1.045.000 de la lectura anterior. El consenso de mercado esperaba una tasa anualizada de 1.040.000 viviendas.

Los permisos de construcción que son el indicador adelantado del dato descendieron un 5,2%. Se trata de la mayor caída desde enero de 2014.  La tasa anualizada bajó de 1.092.000 a 1.035.000, mientras que los expertos esperaban que fuera de 1.060.000.

En este contexto, la rentabilidad del bono a 10 años se sitúa en 2,05%, el EURUSD está en 1,2528, el oro se encuentra en 1.209 dólares  el brent  se mueve en 59,09 dólares por barril y el VIX está en 20,42.

Si quiere recibir alertas cuando estos valores cambien de ciclo bursátil, pinche aquí.