Cada semana, Álvaro Blasco, director de ATL Capital analiza la situación del mercado y las perspectivas de la Bolsa española. 
 
Los mercados reaccionan ante las últimas reuniones de los bancos centrales, en este caso de la Fed. ¿Cómo influirán en el medio plazo estas decisiones en los mercados, especial al europeo y estadounidense?
 
En principio el guión en cuanto a la subida de tipos era el que esperábamos. Por una vez parecía que había un consenso. Lo que sí ha sido novedoso ha sido ese discurso posterior a la reunión ver si nos daban pistas respecto a la posible subida de tipos en los próximos años. Ahí sí nos ha chocado un poco que en vez de dos se hable de tres posibles subidas. Una cosa es lo que se dice y otra la que se pueda hacer. Creo que por eso no hemos visto en los mercados demasiada inquietud. La valoración que hacen los inversores es que EEUU está mostrando la salida de esa inyección bestial de dinero que ha tenido el país, que la fortaleza de economía es suficiente en cuanto a crecimiento y creación de empleo, también la subida de la inflación hacia el 2%. Y eso es lo que da tranquilidad. Salir de una situación tan compleja es posible. Por tanto la reacción ha sido tibia como algo esperado. En EEUU ayer hubo bajadas, pero mucho más por el mensaje de esas tres posibles subidas de tipos el año que viene que por la propia subida de tipos y las caídas fueron muy moderadas las cosas como son. Tenemos a Europa ahora mismo en signo positivo. Creo que la incidencia de este mensaje de positivismo en cuanto a la situación de la economía norteamericana es positiva.
 
Hablando de la incidencia en el mercado de bonos tras la reunión de la Fed, ¿cree que se está pinchando esa burbuja como muchos analistas están comentando? ¿Piensa que es un momento para apostar por bonos en 2017 o mejor estar al margen?
 
Por el momento hay que seguir siendo muy prudente. En cuanto a los bonos americanos en los niveles que están es posible que veamos los tipos del Treasury acercarse al 3%. Pero tampoco vemos excesivamente probable que lo supere con facilidad. Estamos en un momento que hay que comenzar a considerar la posibilidad de invertir en bonos en Estados Unidos. En bonos europeos sería todavía un poco prudente. Estamos en un ciclo diferente a EEUU. El objetivo de inflación que parecía inalcanzable parece que se mueve. Ahora tenemos una serie de meses en el que la comparativa de los costes de la energía van a ser muy a favor de crecimiento de la inflación. Por tanto, creo que es pronto para entrar en bonos en Europa, pero posiblemente a finales de 2017 y principios de 2018 empecemos a tener ese ánimo de que el movimiento de tipos al alza pueda estar más cercano. Ahí veremos un movimiento en los bonos más importante.
 
Sobre nuestro mercado tenemos al Ibex 35 en la zona de resistencia de los 9.300 puntos. ¿Apuesta por una rally de final de año rompiendo esa resistencia?
 
Parece que sí lo quiere hacer. De hecho, hemos vivido salvo la última sesión, siete sesiones continuas de subidas y además de subidas muy significativas. Creo que está habiendo un giro de la percepción de los gestores de las grandes carteras hacia el sector financiero donde estamos empezando a ver un porcentaje importante de gestores y de analistas que nos están sobreponderando y eso puede dar fuerza a los índices europeos pero en particular al Ibex con el peso significativo en el sector financiero. Eso nos puede dar una satisfacción de terminar el año en positivo.
 
Hablando de títulos en concreto uno que lo ha hecho bien en las últimas sesiones ha sido Mediaset. ¿Le parece un valor para apostar de cara al 2017?
 
Creo que a lo largo del 2016 con el aumento de facturación en publicidad en este tipo de compañías creo que ha estado bastante presente en las carteras de los grandes gestores y de muchos inversores particulares. Creo que ahora mismo tenemos dos cosas importantes: por un lado la publicidad, que se mantiene muy fuerte y los ingresos de las compañías deberían seguir aumentando de manera significativa. Y por otro lado, esta guerra que hay por el control de la compañía también la hace interesante. También es verdad que es peligrosa. Creo que es interesante tener títulos de esta compañía aunque le daría un peso bastante pequeño en la cartera.
 
En relación a Inditex ahora el dilema está en si apostar por ella o no viendo los múltiplos a los que cotiza. ¿Las últimas correcciones le sugerirían un punto de entrada ahora?
 
Claramente. Creo que Inditex es la típica compañía en la que siempre estamos pensando y tenemos motivos para hacerlo de que está cara y que no se sabe cuándo entrar. Entonces cuando vemos una flexión como la que hemos visto ahora mismo, que tampoco ha sido tan significativa, creo que es una llamada para entrar en el valor. Pienso que la compañía va a seguir creciendo de forma importante. Nos ha anunciado unas primeras cifras de lo que va de cuarto trimestre con crecimientos superiores al primer semestre y creo en la compañía que va a seguir con ese modelo de grandes tiendas que le está dando mucho éxito en los últimos años y además en venta online que parece que se está acelerando de una forma significativa. Aunque cotiza a múltiplos elevados creo que es una compañía a tener en cartera.
 
Por último sobre Grifols, tras la última operación corporativa, ¿cómo la valora? ¿Ve interesante a la compañía tras la correcciones?
 
Pienso que la operación estratégicamente es muy interesante para Grifols. Esa división va a tener un crecimiento muy significativo y con mucho futuro. En el corto plazo habría que ser cuidadoso porque aunque la operación es muy buena para los accionistas también el endeudamiento que adquiere la compañía va a crecer desde las 3,3 veces a prácticamente 4,3 veces. Es verdad que le va a generar una caja importante pero sería cuidadoso a la hora de entrar en la compañía.